Bancos anticipan que habrá menos crédito a familias y empresas en el cierre del año

Con el financiamiento bancario en su menor nivel en 15 años, según los datos del cierre de septiembre, bancos anticipan que en lo que resta de 2019 habrá aún menos crédito para las empresas y familias.

Cajero por ventanilla.

La Encuesta de Condiciones Crediticias (ECC), publicada este miércoles por el Banco Central, confirmó un significativo endurecimiento en el tercer trimestre del año de los estándares requeridos por las entidades financieras para sus líneas destinadas a compañías y hogares respecto de los tres meses previos.

Para el cuarto trimestre de 2019, los bancos encuestados prevén aplicar más restricciones: suba de tasas y comisiones, menores montos y plazos de otorgamiento, y mayores requerimientos de garantía.

Es decir que de acá a fin de año habrá todavía menos financiamiento para las empresas y las familias, en una economía que se espera culmine 2019 con una contracción de alrededor del 3 por ciento. Al cierre del tercer trimestre, el stock de préstamos bancarios al sector privado en relación al PBI se ubicó en su menor marca desde 2014.

El endurecimiento de las condiciones crediticias, según indicaron los propios bancos consultados por el BCRA, tiene que ver con el deterioro de la situación económica argentina (actual y perspectivas) y el aumento del riesgo de la cartera crediticia.

Los últimos datos difundidos por el Central muestran que la morosidad alcanzó en agosto al 4,7% de la cartera total del crédito a empresas, el nivel más alto en los últimos 12 años, mientras que en el caso del financiamiento a las familias se mantuvo en el 5,4%, su mayor marca desde 2009.

En el caso de las líneas comerciales, las entidades indicaron que las mayores restricciones previstas para lo que queda del año estarán enfocadas principalmente sobre las grandes empresas y las financiaciones de mediano y largo plazo (mayores a un año). En el segmento dirigido a las familias, prevén una significativa restricción de los estándares de aprobación de casi todas las líneas, con excepción de las tarjetas de crédito que presentarían una restricción moderada.

Los bancos indicaron que en el tercer trimestre hubo una significativa reducción de la demanda de crédito de las empresas; una caída “ampliamente difundida” de solicitud de líneas hipotecarias, principalmente por la disminución de la inversión en viviendas y por el escenario de tasas de interés poco atractivas, y de menor magnitud respecto de los préstamos prendarios, otros créditos al consumo y tarjetas.

En todos los casos esperan que esta tendencia se profundice en los últimos tres meses de 2019.

VIAbaenegocios.com
Compartir