Paralizan perforaciones en Vaca Muerta y hay más de mil trabajadores suspendidos

El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra, denunció este viernes la suspensión de alrededor de 1.000 operarios en yacimientos de Vaca Muerta por la paralización de perforaciones. Afirmó que algunas empresas bajaron su actividad como consecuencia de la finalización de contratos y otras bajaron inversiones por la decisión del Gobierno nacional de congelar el precio del barril.

Pozo de extracciones en Vaca Muerta.

Pereyra informó que las empresas San Antonio, Schlumberger, Baker Hughes y Calfrac paralizaron los equipos de perforación y que “no quedó ni un set de fractura”. El sindicalista dijo que el gremio busca ahora que el sector empresarial garantice el pago de sueldos y no aplique despidos.

Además, señaló que “al bajar un equipo todo lo que se mueve alrededor tiene serios problemas y hay empresas que bajaron su actividad como consecuencia de la finalización de contratos”.

Agregó que la decisión también es consecuencia de “las medidas del Gobierno nacional, que con el Decreto 566 congeló el precio y las empresas han bajado las inversiones”, en declaraciones a AM 530.

Los conflictos comenzaron cuando se dio a conocer el decreto firmado por Mauricio Macri, que congeló el precio del barril de crudo en US$59, mientras en el mundo el petróleo Brent -de referencia en la Argentina- sigue por arriba de US$60 y las productoras lo entregan a las refinadoras a US$42, lo que provoca un corte en la comercialización, la cadena de pagos, el abastecimiento de insumos y freno en la perforación petrolera.

El sindicalista y actual senador nacional dijo ahora que el gremio se mantiene el estado de alerta y movilización, y que la decisión empresarial “genera desconfianza y viola la seguridad jurídica”. “Estamos complicados, tenemos a 1.000 compañeros en suspensiones rotativas, para evitar los despidos”, recalcó el secretario general.

Pereyra afirmó que el Gobierno nacional “ha perjudicado toda la actividad” y dijo que el próximo año “no vamos a tener el crecimiento con 20 ó 25 equipos trabajando”. El sindicalista se mostró confiado en que un cambio de administración empiece a “generar la confianza que se perdió con este gobierno para traer nuevas inversiones”.

VIAbaenegocios.com
Compartir