“Las torturas en Malvinas son una parte de la historia que debe conocerse”

Así lo definió el doctor Miguel Ángel Ávila, abogado querellante de ex combatientes, quien consideró en CIUDAD TV la situación del caso en que se investigan las torturas a las que fueron sometidos soldados argentinos por integrantes del mismo Ejército. Vienen reclamando agilidad en la causa, que se hagan conocer los motivos por las que fueron dados de baja integrantes de la fuerza y que se conozca lo ocurrido. La presentación de la causa judicial será este miércoles, a las 20 horas, en la Casa de la Memoria.

Maqueta de protesta de los excombatientes torturados.

“Hace un tiempo vemos que la causa tiene un parate, no avanza como lo venía haciendo, y no sabemos el origen por el que la jueza no quiere avanzar. Estamos haciendo presentaciones para ver si llegamos a la declaración indagatoria, ya que había 18 personas citadas para principios de julio entre oficiales y suboficiales del Ejército”, reveló Ávila.

Reconoció que “estuvimos hace dos meses en Malvinas donde obtuvimos una serie de pruebas. Encontramos latas de salchichas vencidas que eran del año 1978, o alimentos vencidos en 1980, etc.”, pero también “queremos saber las causas por la que algunos miembros fueron dados de baja por el Ejército”.

Añadió que “también pedimos el diario de guerra de los buques y de los hospitales de campaña como los de Puerto Argentino y Puerto Belgrano, para ver las medidas y en qué situación vinieron los soldados de Malvinas”.

Miguel Ángel Ávila en “Tarde de Ciudad”.

El abogado de esta causa que será presentada este miércoles en la Casa de la Memoria, subrayó que, “sabemos que nuestros soldados volvieron desnutridos, como que estuvieron en un campo de concentración, salieron con 80 kilos y volvieron con 40. Y podemos demostrar que sufrieron tormentos y torturas”. Lamentando la serie interminable de demoras habidas en el caso, como el de “un abogado que hizo 18 planteos, uno de ellos como que la justicia argentina no tenía jurisdicción sobre Malvinas; por supuesto que repudiada esta aberración. No se puede llegar al extremo de negar la jurisdicción del Estado sobre las islas”.

Por otra parte, dijo, “tenemos declaraciones de lugareños, quienes informaron que entregaban comida a nuestros soldados; ellos vieron cómo dieron de comer a muchos soldados y vieron como los torturaban, dándole de comer una vez cada tres días. Las torturas que sufrieron estos muchachos de 18 años fueron aberrantes”. Agregando que, para colmo, “la comida estaba a 150 metros y ellos pasaban hambre, tenemos filmaciones y tomas fotográficas. Entregamos pruebas, como también la poca ropa y calzados que recibían”.

Denunció que “donde estuvo el Regimiento de Infantería 5 (protagonista del combate de monte Tumbledown ante el avance británico), las torturas eran cosa cotidiana. Hay dos soldados que murieron estando estaqueados, y la versión del Ejército fue que murieron en combate. Después de 37 años logramos que alguien cuente qué es lo que vio y así un montón de cosas. Tenemos 6.000 fojas en la causa y hay muchas historias, y ojalá algún día podamos hacer conocer esto a la sociedad. Cada uno de los soldados vivió su guerra y esperamos que alguna vez puedan contar qué es lo que vivieron”.

“Fue su propio Ejército que los condenó a una guerra que estaba perdida”, sostuvo el letrado. Finalmente, adelantó que este miércoles, “nos van a estar acompañando algunos de los muchachos que fueron torturados”.

“Tenemos el acompañamiento del gobierno del Chaco y queremos que la sociedad se involucre, esta es una parte de la historia que debe saberse”, finalizó Ávila, convocando para este miércoles a las 20 en la Casa de la Memoria.

Compartir