Trabajadores de Cultura tomaron el edificio en reclamo de pases a planta y mejoras salariales

En la noche del jueves, un grupo de trabajadores del Instituto de Cultura decidió tomar el edificio donde funciona la dependencia central de ese organismo, en Arturo Illia 245. Es en reclamo de mejoras salariales para el sector y el compromiso de pase a planta de unos 250 precarizados, entre otros pedidos.

Unos 50 trabajadores del Instituto de Cultura tomaron el edificio del organismo, ubicado en Arturo Illia 245, en reclamo de mejoras salariales y pases a planta de más de 250 compañeros.

Según informaron a CHACO DIA POR DIA, la toma se inició el jueves a las 21.30 y se mantendrá hasta tanto se consigan respuestas concretas por parte del Ejecutivo provincial. Con este, ya son tres los días de protesta, con paro de actividades y permanencia en el lugar de trabajo.

“Con la consigna ‘¡Basta de precarización laboral!’, los trabajadores nucleados en Asociación Trabajadores del Estado (ATE) dieron continuidad a una nueva jornada de lucha”, indicaron en un comunicado.

“Luego de más de 24 horas de permanencia en el edificio central, y en estado de asamblea permanente, los trabajadores han votado sostener la permanencia pacífica y el cese de todas las actividades, tanto administrativas como de ejecución y gestión cultural de este organismo del Estado”, añadieron.

En este sentido, remarcaron que las condiciones generales de trabajo en el Instituto de Cultura “son paupérrimas”. “El salario promedio de los trabajadores precarizados están por debajo la línea de indigencia mientras que el del personal de planta permanente no supera la canasta básica”, señalaron. “En promedio, los precarizados están cobrando unos 10 mil pesos”, detallaron a este portal.

Los trabajadores buscan también ser escuchados por el presidente de Cultura, Marcelo Gustin, “quien reiteradas veces ha dado una respuesta negativa a las demandas del sector”.

“¿Qué debería ocurrir para que levanten la protesta?”, consultó este medio. “Con una audiencia y compromiso del gobernador (Domingo Peppo) levantamos la medida”, aseguraron.

En declaraciones a RADIO CIUDAD, José Luis Piñeiro, delegado de ATE en Cultura, comentó que en horas de la madrugada de este viernes, el presidente del Instituto, Marcelo Gustín, se acercó a la toma para intentar desactivarla.

“Un diálogo con los trabajadores tendría que darse en una audiencia formal donde él nos ofrezca algo concreto porque no queremos más mentiras ni dilatar más la situación. Queremos respuestas concretas de cómo va a ser el pase a planta y qué aumento habrá para los trabajadores de Cultura”, indicó.

Cabe recordar que entre las demandas específicas de los trabajadores están:

1. Pase a planta. Hay trabajadores con más de 15 años de antigüedad, precarizadxs (el último pase a planta fue en 2013). También desde el sector recalcaron que “hace unos años atrás se dio un ‘pseudo’ llamado a inscripción por un posible pase a planta, que fue todo una mentira con un sistema fraudulento que no emitía comprobante”.

2. Aumento para los trabajadores precarizades.

3. Urgente tratamiento y sanción de la Ley del Trabajador de Cultura.

4. Cese inmediato de la Persecución y hostigamiento a los trabajadores que se encuentran en plan de lucha y el cese del sometimiento a las condiciones temporales que violan el principio de dignidad y equidad, art 14 bis C.N.

5. Además, se denuncia el descuento de  2000 pesos de un sueldo de 10.000 a tres compañeras precarizadas que realizan tareas de mantenimiento y limpieza en los haberes correspondientes al mes de agosto como acto disciplinario y clara persecución que viene manteniendo las autoridades de Cultura”, detallaron.

Compartir