PASO: para Ocampo “se premió la coherencia” y destacó que “lo permanente siguen siendo las ideas”

El concejal de Resistencia y uno de los principales referentes de La Cámpora Chaco, Rodrigo Ocampo, subrayó el resultado de las Primarias del último domingo y destacó que "la sociedad chaqueña eligió a Alberto y Cristina, y también a Capitanich". "La complicidad con Macri obtuvo un revés electoral", aseguró.

Rodrigo Ocampo, concejal de Resistencia y uno de los referentes de La Cámpora

Compartimos la nota de opinión del concejal Ocampo:

Chaco es una provincia con memoria política. Aunque algunos apostaron por el apagón ideológico, la sociedad chaqueña eligió a Alberto y Cristina, y también a Capitanich, para dirigir el futuro, hay que trabajar para ratificar con más fuerza estos resultados.

Más allá de los 20 puntos de diferencia entre Capitanich sobre Peppo, lo que podemos advertir es un comportamiento de la sociedad chaqueña de profundo consenso para frenar el gobierno de Macri. El marketing no puede seguir disfrazando los efectos letales de Macri en nuestra economía. El desempleo, el estancamiento de la producción y la industria, la asfixia de los comerciantes y los tarifazos son los problemas que derivaron del masivo rechazo a Macri y el inicio de una nueva fuerza en la Argentina, la del Frente de Todos.

Una fuerza que en Chaco expresa un componente peronista muy fuerte, pero también la impronta de una nueva generación política. Somos muchos jóvenes los que ayudamos a Capitanich a construir la victoria del 11 de agosto, y estamos preparados para enfrentar el futuro desde el compromiso, el trabajo y la vocación de ayudar recuperar el Chaco.

La novedad política no es pan y circo, eso es viejo y perece. El desafío es democratizar la democracia, provocar más participación, más organización de la comunidad y compromiso para cuidar lo propio, lo nuestro. La escuela pública, las universidades, las políticas inclusivas de empleo, la salud pública, hay que empoderar a nuestra sociedad para potenciar el bienestar. La novedad no es el entretenimiento y la negación de los conflictos, sino la construcción de una agenda de trabajo para protejer y desarrollar el Chaco.

Se premió la coherencia. La complicidad con Macri obtuvo un revés electoral, cada cual hará su análisis, pero es lógico que la sociedad hoy pueda identificar con nitidez quién es quién. Lo venimos diciendo hace mucho, y por eso estuvimos siempre junto a Cristina. No fuimos y venimos, lo permanente siguen siendo las ideas, lo nuevo es la construcción colectiva que nos permite ampliar la mirada y reconocer que debemos ser mejores, gobernar mejor y ampliar la mirada.

La sociedad expresó apoyo a la lista más genuina de defensa del Chaco, por eso decimos que la victoria es de todos los que realmente defendemos el Chaco. Tal es el caso de Lucila Masin y Marín Pilatti Vergara, reconocidas en su labor parlamentaria nacional con marcadas defensas de los jubilados y los trabajadores, la negativa a los fondos buitres y las oportunas críticas al pacto fiscal. Al igual que Antonio Rodas y Aldo Leiva, dos intendentes reconocidos por su buena gestión, pero también por su coherencia política, siempre leales a Capitanich y Cristina. La presencia de Fabricio Bolatti, Raúl Bittel, Pinky López y Marisol Gálvez, destacados dirigentes de presencia en defensa de los sectores más lastimados, desde los comercios que fueron cerrando hasta los conflictos sociales.

Estamos en la génesis de una nueva fuerza política en el Chaco y la Argentina. No se trata de volver a lo que fuimos sino de construir lo que viene, como dice Máximo Kirchner. Nuestras energías están en la construcción de un gobierno que resuelva los problemas de acceso al empleo y el cuidado de los trabajadores en la Argentina y el Chaco, la reducción de la pobreza y el hambre que duele, la seguridad ciudadana desde una mirada moderna, una revolución digital que nos conecte al mundo de la educación y la comunicación, entre tantos asuntos que abordar.

No hay que distraerse, no caer en un clima errado. Nos preocupa que Macri después de una derrota contundente elija amenazar al Pueblo y despilfarrar culpas. Eso es gravísimo, tan grave como un puñado de dirigentes que siguen eligiendo a Capitanich como su enemigo, y no a Macri. Esa lógica perversa del poder carece de una brújula, de sentido común, en vez de contribuir activamente a salir de esta situación, vuelven a meter mano en la caja para disputar el poder por el poder. Es peligroso que intenten enjaular a la sociedad para intentar más votos, hay que abrir el debate.

Se vienen semanas y meses difíciles. Tendremos serios problemas de acceso a los alimentos, la volatilidad de los precios con una inflación galopante y una contracción del mercado interno producto de la desconfianza que genera el gobierno. Hasta el 10 de diciembre, el gobierno tiene la responsabilidad de resolver esta situación. Esto no se resuelve en un set televisivo, hay que tomar decisiones en defensa de la Argentina, aunque el FMI se enoje y amenace.

Compartir