“Nunca más una dirigencia empresarial tiene que sostener un proceso de desindustrialización como este”, afirmó Mateo Aleman

El empresario de la construcción, Mateo Aleman, dirigente de la CEC, se refirió a la "destrucción generalizada" del sector industrial y productivo a lo largo de la gestión del gobierno nacional. Habló de una gran frustración, pero también del optimismo que le significa los resultados electorales del domingo. “Al futuro lo veíamos en estas elecciones, entendíamos que la política tenía que ser un instrumento para revertir este deterioro al que estamos asistiendo”, afirmó el empresario que hizo un fuerte llamado a los de su fila.

“Lamento que la construcción haya quedado en la vanguardia de la destrucción generalizada del sector industrial, productivo, que ha tenido el país. Chaco no pudo quedar afuera de ese deterioro”, expresó este miércoles Mateo Aleman, presidente de la Cámara de Empresas Constructoras durante una entrevista en CIUDAD TELEVISIÓN.

Aseguró que Chaco no logró resolver con Nación la conclusión de obras que se paralizaron desde aquel 10 de cimbre de 2015, como “el abandono de cerca de 6 mil viviendas”, y reconoció, no obstante, la “gran colaboración” del Gobierno provincial “que hizo lo que estaba a su alcance”.

“La relación provincia Nación es desigual y el Chaco, geopolíticamente tiene una dependencia económica muy fuerte y más en materia de obra pública. No pudimos retomar esos 14.750 trabajadores que tuvimos en 2015, hoy no estamos llegando a 3 mil. Hemos perdido más de 11 mil trabajadores que a muchos seguimos viendo, siguen pidiéndonos trabajo. No llegó la reactivación de las obras”, afirmó.

Otro factor que también analizan dentro de este escenario recesivo es el alto nivel de endeudamiento de las empresas constructoras. “Están absolutamente endeudadas, con descubiertos en el banco que nos espera el 80% o 100% anual”, dijo y retiró: “Ha habido y sigue habiendo un deterioro muy grande en el rubro de la construcción”.

Coincidió, frente a la consulta, con la posición que tomó el ministro de Hacienda, Cristian Ocampo tras las elecciones del domingo, al asegurar que la reactivación de la obra pública es un factor central para la gestión. “A la madre de la industria muchas veces se la ha caracterizado con la construcción y en estos cuatro años nos hemos quedado huérfanos, realmente sin madre”, afirmó.

Habló de “una frustración importante durante estos tres años y medio y un optimismo realmente desbordado por lo que ha pasado este fin de semana. Me parece que existe una reconciliación con los sectores, con la clase media, fundamentalmente con la política que se venía destruyendo. Prácticamente todas las organizaciones empresariales insistimos en esto de reconociliarnos con la política en sí, como instrumento de cambio y de transformación. Al futuro lo veíamos en estas elecciones, entendíamos que la política y el voto de la gente tenían que ser un instrumento que pueda revertir este deterioro generalizado al que estamos asistiendo. Las expectativas están puestas en octubre, entendemos que es casi irreversible más allá de algunas consignas del Gobierno nacional”.

Reconoció que mucho del sector empresarial, apostó hace cuatro años al proyecto de Cambiemos y recalcó: “Creo que no lo podemos volver a permitir, no por Macri en sí, sino que nunca más una dirigencia empresarial tiene que sostener un proceso de desindustrialización como el que hemos tenido, nunca más”.

Para lo que viene, aseguró: “Vamos a insistir en que dirigente empresariales tengan una cuota de poder en el propio gobierno que se avecina a manera de poder traducir nuestras reales y objetivas cuestiones”.

 

Tranquilidad frente a la corrida del dólar

Por último, el dirigente de la construcción, reconoció que la disparada del dólar fue una “sacudida” para todos los sectores. En el caso de la construcción, aseguró que afectó también a “las pocas obras privadas que tenemos algunos que todavía seguimos subsistiendo”. No obstante, llevó tranquilidad: “Esto va a pasar pero creo que es una medida un poco más inflada por el gobierno nacional, con su teoría del miedo. Esto se va a estabilizar, pero también es una señal de los sectores financieros hacia e próximo gobierno que viene”.

 

Compartir