En el Gobierno nacional preparan un escenario de derrota y parecen defraudados con Santa Fe y Córdoba

En el búnker de Juntos por el Cambio suena reggaetón, pero no hay ánimo de fiesta. El oficialismo asume una derrota en las Elecciones PASO, aunque no quieren dar números hasta las 21 horas.

Marcos Peña. (Foto: Clarín)

Pero el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dio una conferencia de prensa en la que comparó la elección de hoy con las primarias de 2015, en la que Cambiemos perdió por 7 puntos (a pesar de que el funcionario dijo hoy que cayeron por 9), y resaltó que en octubre sacarán tajada de la mayor participación de los de los votantes.

“Tenemos dos puntos de voto blando que podemos recuperar de cara a octubre”, comentó un refernte de la provincia de Buenos Aires que piensa que María Eugenia Vidal hoy perderá por 4 puntos. El voto blando serían aquellos que podrían pasar de elegir a Axel Kicillof en las PASO a elegir a la gobernadora en octubre.

En Santa Fe esperan una derrota más dura de la que preveían, así como en Córdoba no habrían sacado los votos que anhelaban. Sin embargo, nadie quiere dar números oficialmente. Peña dijo que estaban “contentos” con el resultado. Pero al instante resaltó que en octubre el resulado del macrismo crecería ya que aumentaría la participación. “En 2015 nos votaron 2 millones más, y a Daniel Scioli solo 500 mil más”, comentó en rueda de prensa junto a su par bonaerense Federico Salvai y Eduardo Macchiavelli, de la Ciudad.

Macri llegará a Costa Salguero a las 22 horas y está previsto que de una coferencia de prensa. También será clave el discurso que proatgonize antes de hablar con los medios. El equipo de Macri elaboró dos discursos según el
resultado: uno para una buena elección, otro para el escenario adverso. Habrá que prestar atención a esas palabras.

VIAcronista.com
Compartir