A 95 años, la Masacre de Napalpí irá a juicio: “Se ha logrado reconstruir con mucha precisión lo sucedido”

En diálogo con CIUDAD TV, el fiscal federal ad hoc de Derechos Humanos Diego Vigay dio precisiones sobre el requerimiento de elevación a un “Juicio por la Verdad” que se presentará a principios de agosto. Buscan que la matanza contra las comunidades indígenas sea considerada un delito de lesa humanidad

El Fiscal Diego Vigay en "Agenda Circular".

“De un tiempo a esta parte la Masacre de Napalpí se ha convertido en un emblema de lo que ha sido el genocidio a los pueblos indígenas, en este caso puntualmente en el Chaco”, reflexionó Vigay, y destacó que “se ha logrado correr el velo del oscurantismo alrededor de esta Masacre, y a partir de distintos investigadores e historiadores -como el investigador qom y escritor Juan Chico, integrante de la Fundación Napalpí- y después de la propia comunidad se ha logrado reconstruir con mucha precisión lo sucedido en esa oportunidad”.

El fiscal federal ad hoc de Derechos Humanos recordó que lo ocurrido el 19 de Julio de 1924 fue “una protesta muy importante de las comunidades qom y moqoit que estaban en la Reducción Napalpí, por las condiciones muy precarias de vida que sobrellevaban, que incluso llevaban a la mortandad de los integrantes de esas familias por hambruna y problemas muy serios de salud. Esa rebelión fue ahogada en sangre con la intervención de la policía de territorios nacionales, ya que el Chaco en 1924 era aún Territorio Nacional provocándose, se calculan, entre 300 y 400 víctimas fatales que cayeron bajo las balas de fusiles”.

En ese contexto, Vigay subrayó que a partir de una investigación de oficio iniciada por la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía Federal (que contó con la intervención de los fiscales Federico Carniel, Carlos Amad y Patricio Sabadini) se logró el testimonio de dos de los sobrevivientes: Pedro Balquinta y Rosa Grilo, además del relato de Melitona Enrique a través de grabaciones de entrevistas a lo que se suman los testimonios de hijos de la propia Enrique y de Rosa Chará. En el expediente también se incorporaron fotografías tomadas por el antropólogo alemán Roberto Lehmann Nitsche, una investigación especial de un periódico de la época, “El Heraldo del Norte”, además de informes del Ministerio del Interior sobre las reducciones indígenas y de investigadores e historiadores sobre la masacre en particular y sobre cómo funcionaban las reducciones en general más una serie de trabajos de investigadores del genocidio indígena. Con todos esos elementos, Vigay aseguró que “la Fiscalía va a estar presentando, a la vuelta de la actividad judicial en los primeros días de agosto, un requerimiento de “Juicio por la Verdad” ante la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger.

El avión utilizado durante la masacre de Napalpí, fotografiado por el equipo del etnólogo Lehmann Nitsche

La posible intervención del EAAF

Vigay adelantó que el requerimiento de elevación a juicio también incluye un pedido a la jueza federal para que autorice la intervención del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) para realizar exhumaciones en el territorio donde ocurrieron los hechos (actualmente Colonia Aborigen) ya que se detectaron cuatro lugares donde habría fosas comunes. “De encontrarse estas fosas comunes y si existen los restos se puede reconstruir cómo fallecieron y nos podría dar mucha más información si logramos ese hallazgo”, ponderó el fiscal federal ad hoc de Derechos Humanos.

El Equipo Argentino de Antropología inspeccionó el lugar de la Masacre de Napalpi
Compartir