Capitanich inauguró nueve cuadras de pavimento en Villa Prosperidad y Santo Domingo

Acompañado de cientos de vecinos y en dos actos, el intendente Jorge Capitanich habilitó la pavimentación de nueve cuadras distribuidas en los barrios Villa Prosperidad (7) y Santo Domingo (2), con una inversión total, superior a los $36,3 millones. “Obras son amores y no buenas razones”, sostuvo, y agradeció a los vecinos por el acompañamiento durante su actual gestión frente al Municipio, y los instó a seguir trabajando en ese sentido.

El intendente y vecinos habilitaron el nuevo pavimento en el barrio Santo Domingo.

“En cuatro años de gestión habremos pavimentado 750 cuadras, es decir un promedio de 187,5 por año, que contrastan mucho con las 22 cuadras anuales que se ejecutaron en los anteriores 32 años de vida de nuestra ciudad”, destacó el jefe comunal. “Ver a tantos vecinos en estas inauguraciones, es nuestra mayor felicidad y alegría, es el mejor pago por lo que hacemos”, agregó.

Capitanich destacó las obras ejecutadas, “pese a la enorme discriminación el gobierno de Macri con los vecinos de Resistencia”. “Hemos logrado un récord histórico en materia de pavimento urbano, interviniendo directamente en 80 barrios y beneficiando a unos 50.000 vecinos”, señaló.

“El gobierno de Cambiemos le quitó 570 cuadras de pavimento urbano a Resistencia, a través de la extinción del Fondo Federal Solidario, la anulación de convenios de ejecución de obras en la ciudad y la exclusión del préstamo de Corporación Andina de Fomento (CAF) por 30 millones de dólares. Pese a eso, hemos multiplicado esfuerzos y hoy podemos decir con orgullo que el pavimento urbano es para siempre, un rasgo distintivo de nuestra gestión”, resaltó.

Tanto en Santo Domingo como en Villa Prosperidad, se efectuaron además obras de alumbrado público con luces de led, de desagües pluviales, de señalización y rampas para el acceso de discapacitados. La inversión total de ambas obras tuvo una inversión superior a los 36,6 millones de pesos.

En el caso del barrio Santo Domingo, las dos cuadras inauguradas fueron la calle Raúl B. Díaz (entre avenida Lavalle y Gerardo Varela) y la calle Gerardo Varela (entre Raúl B. Díaz y Mora).

Mientras que en Villa Prosperidad, Capitanich habilitó la obra de pavimento de siete cuadras de un total de ocho programadas: la calle Sargento Cabral (entre Hernández y la avenida Rojas Acosta), Lestani (entre avenida Rojas Acosta y Ramón Vázquez), Francisco Solano (entre avenida Laprida y Sargento Cabral) y Padre Distorto (avenida Laprida y Sargento Cabral).

Las cuadras inauguradas tienen como objeto la mejora del tránsito tanto vehicular como peatonal, pasando de la situación de calles de tierra, con cuneta a cielo abierto, a calles de hormigón simple con cordón integral, mejorando la calidad ambiental, y logrando el cierre de la malla circulatoria pavimentada con las avenidas Laprida, Nicolás Rojas Acosta, Vélez Sarsfield y calle Cabral, integrando directamente el sector con estos importantes corredores viales.

Capitanich realizó tres anuncios para la barriada, “la pavimentación de otras tres cuadras para elevar aún más la calidad de vida de los vecinos, así como obras de mejoramiento y remodelación en la plazoleta Amanda Rosa Jones, y otras intervenciones en espacios públicos”, anunció el intendente.

El agradecimiento de los vecinos

En ambos barrios (Santo Domingo y Villa Prosperidad), los vecinos agradecieron y destacaron a la actual gestión municipal para “hacer realidad un sueño”.

En el primer acto, en la esquina de Raúl B. Díaz y Gerardo Varela, la vecina Laura Rach recordó el largo peregrinar de décadas para lograr que en la barriada se ejecuten obras de infraestructura. “Sentíamos esa desazón de vecinos y familias olvidadas, lo único que lográbamos era que nos den la espalda. Pero el destino quiso que esta gestión encabezada por Capitanich nos abriera las puertas y nos brinde herramientas para que todos juntos podamos hacer realidad nuestro sueño de poder contar con el pavimento en nuestro barrio”, dijo.

“Realmente, estamos muy felices y eternamente agradecidos por todo el asesoramiento y respaldo, porque aún en tiempo difíciles donde todos los argentinos padecimos la subida del dólar, nos sentimos acompañados y hoy pudimos hacer realidad nuestro sueño”, finalizó la vecina Laura Rach.

En el segundo acto, realizado en la esquina de las calles Sargento Cabral y Francisco Solano, fueron los vecinos Gustavo Ortiz, el presidente de la Comisión Vecinal, y el histórico vecino don Antonio Mongelós quienes agradecieron la obra realizada. “Estoy muy feliz. Es una lucha de muchos años, y sentimos que es un paso más de todo lo que hizo el intendente Capitanich por nuestro barriada para mejorar la calidad de vida de todos en Villa Prosperidad”, dijo Ortiz.

Para cerrar, visiblemente emocionado, don Antonio Mongelós (histórico dirigente del barrio) rememoró la lucha por más de seis décadas de muchos vecinos que ya no están físicamente.

“Estoy seguro que ellos están allá arriba disfrutando de esta obra. Solo tengo palabras de agradecimiento, porque soy una persona mayor, que justamente en la anterior inauguración por problemas de salud no pude estar, pero hoy, la vida me permite poder estar acá para agradecer eternamente. Gracias y a seguir trabajando”, finalizó don Mongelós.

Compartir