Ludmila sigue desaparecida y su mamá cree que el prófugo de la comisaría de Puerto Tirol “se la llevó”

Ludmila Barboza, de 15 años, fue vista por última vez el domingo a las 17. Una hora después su novio, Oscar Romero, se fugó de la comisaría de Puerto Tirol donde estaba preso acusado de violencia de género y privación ilegítima de la libertad. En declaraciones a RADIO CIUDAD, la mamá de Ludmila cree Romero “se la llevó”. Pidió que la regrese con su familia sana y salva.

Ludmila Barboza está desaparecida desde el domingo.

Rocío Almanza está desesperada. Es que su hija, Ludmila Barboza, de 15 años, está desaparecida desde el domingo a las 17. En declaraciones a RADIO CIUDAD, la mujer cree que su desaparición está vinculada con la fuga del novio de la adolescente, Oscar Romero, quien se escapó de la comisaría de Puerto Tirol ese mismo día.

“Creemos que se la llevó, porque el hermano de él nos dijo que los vio juntos en el auto”, sostuvo Almanza, en clara alusión al vehículo que utilizó Romero para fugarse.

La mujer recordó que su hija le había pedido ayuda para cocinarle y llevarle comida a su novio que estaba preso desde mayo. “Nosotros le cocinábamos acá en mi casa y se la llevamos todos los días. Le teníamos confianza”, contó.

Almanza aclaró en este sentido que nunca escuchó algún comentario de su hija respecto de algún maltrato por parte de Romero. De todos modos, explicó que el sujeto de 30 años de edad estaba preso debido a que su ex pareja lo denunció por violencia de género y privación ilegítima de la libertad.

“Me gustaría pedirle si ella estaba de acuerdo en irse con él, que por favor se comunique y me avise que está bien porque es un sufrimiento y una lucha. Tengo que dejar a sus hermanos para andar buscándola”, señaló.

“Y si él la llevó, y es hombre, es consciente y dice que la ama, una persona que quiere y que ama no va a destruir a una familia y a tenerla obligadamente a una piba. La va a querer bien”, añadió.

Cabe recordar que Almanza denunció la desaparición de su hija el domingo, a las 23. De acuerdo al relato de la mujer, la adolescente fue vista por última vez a las 17.

Antes de salir de su casa, en el barrio Tupac Amarú, de Tirol, avisó que iba a reunirse con el abogado Andrés De León, representante legal de su novio.

La adolescente no posee cicatriz, tiene un tatuaje en una de sus manos con las iniciales L.O.. Es de de tez morocha, cabello largo ondulado color negro y ojos marrones. Tiene dos piercing: uno en el ombligo y otro en la nariz. Ante cualquier novedad sobre su paradero, comunicarse al 3624492007, al 911 o a la comisaría más cercana.

Nota relacionada 

La novia del prófugo de la comisaría de Puerto Tirol está desaparecida 

Fuga en la comisaría de Puerto Tirol: “Este hombre tenía todo planeado”

Compartir