Respuesta a Peppo sobre las consecuencias reales del acuerdo con la Unión Europea

El candidato a diputado nacional por el Partido Obrero-Frente de Izquierda, Juan García, respondió públicamente al primer mandatario chaqueño señalando que, "el gobernador Peppo se ha colocado claramente en el terreno de la defensa del acuerdo entre el MERCOSUR y la Unión Europea, sosteniendo que beneficiará a mas de 30 empresas chaqueñas".

Juan García, del Partido Obrero.

Sosteniendo que, “el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea es un acuerdo comercial por el cual se rebajarán los aranceles aduaneros y las barreras comerciales apuntando a liberalizar la exportación e importación de productos.

¿Qué implicará esto para los trabajadores argentinos?
Por un lado, y en lo inmediato, ha reforzado la ofensiva por una nueva reforma laboral. Ocurre que los empresarios sostienen que no pueden competir con las empresas europeas, que tienen mayor tecnología. Por lo tanto, quieren atacar los derechos laborales como variable de ajuste.

Así, el acuerdo con la Unión Europea intensifica la presión por una reforma laboral precarizadora, que es, además, un objetivo declarado del FMI.

El Fondo, por su parte, impulsa esta agenda en reuniones, no solamente con Macri, sino también con Alberto Fernández, que ya ha dicho que respetará los acuerdos por el pago de la deuda.

Por los mismos motivos, acrecentará los reclamos patronales por volver a reducir los aportes al sistema jubilatorio, rebajar las jubilaciones, y rebajar los impuestos. Las patronales reclaman estas medidas anti obreras con la excusa de la ‘competitividad’. Pero las causas reales de la crisis de la economía argentina hay que buscarlas, no en las jubilaciones, que son de miseria, sino en el ahogo financiero producto del pago de la deuda externa, en las tasas de interés usurarias, en la fuga de capitales, o en los tarifazos permanentes que han cargado a todo el pueblo argentino con tarifas y combustibles impagables.

El acuerdo de libre comercio, por otro lado, implica una rebaja impositiva directa que va a golpear las arcas nacionales y provinciales, siendo la excusa para un mayor recorte presupuestario contra la salud, la educación o la vivienda popular. Las retenciones a las exportaciones, por lo pronto, deberán eliminarse gradualmente, tanto como otros impuestos aduaneros.
Al incentivar la exportación de alimentos y reducir las retenciones, el acuerdo tenderá a aumentar los precios de la canasta básica.

La reivindicación de Peppo obvia todos estas contras evidentes del acuerdo, poniendo los intereses de 30 empresas por sobre el bolsillo popular. Las 30 empresas beneficiadas, en realidad, son fundamentalmente los exportadores sojeros, concentrados en el Sudoeste chaqueño, grandes productores que no generan fuentes de trabajo y no dejan nada a la provincia.

La reorganización productiva del Chaco requiere colocar los recursos bajo control de trabajadores y campesinos, para terminar con la desocupación y colocar la producción al servicio de las necesidades populares de la provincia”.

 

Compartir