Para los comerciantes, “el socio mayoritario que tenemos en nuestras empresas es el Estado”

El vicepresidente de la Cámara de Comercio capitalina, Martín Giménez, ratificó en CIUDAD TV que se han registrado 17 meses de caída en el consumo, valoró el Plan Ahora 12 y recordó que el 95% de las empresas del país son PyMES, siendo “el mayor generador de empleo y consumo”. Y además criticó la “gran estructura impositiva” que hay en el país, la provincia y los municipios.

Martín Giménez en "Agenda Circular".

El dirigente mercantil consideró que la anunciada ampliación del Ahora 12, “es una buena medida para la reactivación del consumo. Ahora anunciaron algunas reformas para el Plan Ahora 3, 6, 12 y 18, y es una comodidad para el comerciante contar todos los días con el plan”.

Martín Giménez, además, dijo que, “ahora empieza a regir una tasa del 20%, con lo que el comerciante tiene más muñeca para absorber el costo financiero y sin interés para los consumidores”, tras lo cual recuerda que “hubo una caída del consumo de 17 meses, y la situación dejó de ser preocupante para convertirse en agónica para nuestro sector”.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Resistencia, luego afirmó que, “esta medida colabora mucho para que la gente se anime otra vez a comprar. Si bien hay una disminución en la rentabilidad, el comerciante puede vender un poco más. Siempre en los años electorales se generan medidas que son amigables con el electorado y este año se demoró un poco, pero le va a venir bien al circuito económico”.

Trajo a la memoria que “el 95% de las empresas de nuestro país son PyMES, es el mayor generador de empleo y consumo. El comercio PyME, que es el más chiquito, el más joven, puede aguantar algunos meses y después cierra, mientras que los que están hace algunos años saben cómo capear esta situación de caída del consumo”.

En lo que hace a la Emergencia hídrica, Giménez observó que “la provincia, en el interior, es netamente agrícola. Esta complicación climática hizo que haya mucha pérdida y por eso el gobernador decidió decretar la emergencia para el sector. Nosotros solicitamos se amplíe al sector comercial, a lo que accedió; por eso la prórroga de esta medida trae algunos beneficios. Es un paliativo, pero son determinaciones que hacen que un comerciante en situación extrema pueda salvar su negocio”.

Añadió también que “tenemos socios que son industriales, que están en una situación crítica. El comercio, en los primeros 6 a 8 meses mantuvo la planta de empleados, pero eso es imposible. Es una situación que te hace doler el alma, el despedir a personas que trabajan con nosotros, pero también se trata de salvar a la empresa”.

Observó que “el comercio en negro es una consecuencia de los altos costos laborales en el país, es de larga data y con casos inéditos. Hay empresas que no pueden sostener un empleado en blanco y otros aprovechan para tener mayor rentabilidad”.

El dirigente insistió en señalar que “esperamos la tan ansiada reforma laboral que permita que los impuestos no sean tan altos”, y luego apuntó a las ventas en la vía pública, algo que “en épocas de crisis se ve aún más. Todo es consecuencia de la gran estructura impositiva nacional, provincial y municipal, y por eso el socio mayoritario que tenemos en nuestras empresas es el Estado. Desde la Cámara de Comercio somos bastante críticos con el comercio ilegal, pero entendemos que es una situación económica muy compleja la que están viviendo”.

Tras recordar que “el factor principal que afecta a un comerciante son las ventas”, afirmó que “si nos acompañan, el comerciante reinvierte acá; algo que es importante”. “Por eso promovemos a la gente que compra en empresas locales, porque le da trabajo a vecinos de la ciudad, etc.”, concluyó Giménez.

Compartir