La agricultura familiar pide equidad en la distribución de los fondos para la Emergencia hídrica

El dirigente rural Juan Cáceres aseguró que la ayuda para los consorcios rurales representa $1000 por familia, "no cubrimos ni una hectárea", dijo. Ana Nicora, referente de la agricultura familiar, aseguró que la gran mayoría no cumple con los requisitos de formalidad para acceder a la asistencia, que "más del 80% no está registrado" y que también eliminaron el monotributo social agropecuario. Hablaron de una total falta de solidaridad con el sector que quedó bajo agua, obligado a "salir a alquilar sus campos" y pidieron una urgente reunión con el Gobernador.

Ana Nicora, referente de la CTA y la agricultura familiar.

Pequeños productores de la agricultura familiar y consorcios rurales del interior reclaman mayor equidad en la distribución de recursos de fondos que destina el Estado nacional y provincial para atender la emergencia hídrica que azotó sobre todo al sudoeste

Ana Nicora, secretaria del interior de la CTA Chaco y Juan Cáceres, productor de la zona de Tres Isletas y dirigente rural, visitaron este viernes los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN. Hablaron de un 20% de los recursos previstos, que se debe destinar a la agricultura familiar de fondos de emergencia y que no se está cumpliendo. Además de $100 millones de Nación que “excluye directamente” al sector. Piden, en este contexto adverso, una reunión con el gobernador Domingo Peppo.

Marcó la contradicción en este tipo de ayudas que exigen ciertos parámetros de formalidad, cuando “en la agricultura familiar el 80% y hasta 90% no está registrado” por la informalidad de la actividad y además por la quita del monotributo social agropecuario. “Esto empeora la situación de formalización en el sector”, dijo Nicora.

Aseguró que “sobre esos $200 millones, hay un 10% que le llega a entre 10 y 15 mil productores. Y hay $180 millones que se van a distribuir entre 1500 productores que están cobrando los apoyos de emergencia. Entonces queda muy desfasado, desigual la distribución. Y ese 20% que plantea la Ley Nacional de Agricultura Familiar, del presupuesto de emergencia”.

Juan Cáceres, productor de la zona de Tres Isletas y dirigente rural.

Cáceres, por su parte, aseguró que los recursos que le caben a la agricultura familiar en esta ayuda de emergencia, “es una suma irrisoria”, de acuerdo a la integración de los consorcios. “No todos los consorcios están actualizados en sus papeles. Esto es prácticamente una burla. Si nos tocan esos $1.000 que le correspondería a  cada familia no representa ni a renovar una hectárea. Y en esta emergencia se nos fue la infraestructura, se fundió todo lo que producimos”.

Habló de una total falta de solidaridad con el sector. “Tuvimos el agua alrededor de 60 días, fundió todo lo que había y ahora tenemos que empezar a preparar el suelo. Por qué si dicen “Caminamos juntos”, no vamos juntos en el resto. Que el que tenga 10 has reciba por 10 has, el de 2 has por 2 has, pero que sea equitativo como seres humanos”, reprochó.

En paralelo al pedido de reunión con mandatario, también se acercaron a varios diputados como Hugo Ságer (PJ), Roy Nikisch (UCR Cambiemos), Gladis Cristaldo (Concertación Forja). Persiguen la idea de que los convenios para la asistencia se enmarquen en características muy particulares de la agricultura familiar. Indicaron que en la emergencia están involucrados entre 10 y 15 mil productores que perdieron toda su producción.

Compartir