Emergencia: La semana que viene comenzaría la entrega de los créditos

El ministro de la Producción del Chaco visitó CIUDAD TV y analizó la situación provincial y la visita del secretario de Agroindustria de la Nación. Insistió en señalar que la provincia tiene comprometidas alrededor de 1 millón de hectáreas, y en los Bajos Submeridionales 2,5 millones de hectáreas. “Ahora es cuando más se evidencia la situación de crisis del país”, aseguró.

Marcelo Repetto en "Agenda Circular".

Marcelo Repetto rescató la visita del Secretario de Agroindustrias y otros funcionarios de la Nación, aclarando que el objetivo era que, “la visita tenía era la firma de convenio por el compromiso que habían asumido de los 100 millones”; pero también, fue “una buena oportunidad para llevarse un panorama real de la situación que estamos atravesando”.

Aclarando que el panorama de emergencia, “lejos de minimizarse se agudizó, como ocurre en el sudoeste, la zona centro y el este, con lo cual se agrava aún más la cosa”.

El ministro chaqueño de la Producción dijo que esa situación “excede la provincia del Chaco. Estamos hablando de 2,5 millones de hectáreas afectadas por los Bajos Submeridionales, y espero que Echevehere y los funcionarios hayan tomado una real dimensión del volumen de afectación del territorio”.

En lo que hace al monto de la ayuda para productores, señaló que “la Ley de Emergencia Agropecuaria tiene un presupuesto de 500 millones de pesos para todo el país, con lo cual es anacrónica y desactualizada. Hay estudios que se estarían necesitando alrededor de 5.000 millones. Los $100 millones para nosotros es sumamente insuficiente, pero es casi el 15% del presupuesto que hoy tiene esa ley”.

A ello debe tenerse en cuenta, dijo, que “también suman otros $100 millones de la provincia y otros $35 millonesque va bonificar la tasa del Banco Nación; por lo que “esta herramienta puede ser útil. Probablemente sirva al productor mediano para el día después, cuando bajen las aguas y se plantee la campaña 2019-2020”. Pero consideró que “va a quedar una cantidad importante de productores que no tienen capacidad para acceder a esos créditos, y habrá que pensar alguna herramienta que los ayude”.

“No alcanza para todos los productores que tienen certificado de emergencia”, estimó Repetto, para agregar que “les va a llegar, de máxima, $180.000, y de ahí para abajo. Por eso hay que generar otras herramientas”.

En cuanto al seguimiento que hace la AFIP, pidió tener en cuenta que “la provincia entera está en emergencia. Por eso quiero llevar tranquilidad a los productores, hay que ir a la AFIP y presentarse a través de notas, y cualquier reclamo que nos hagan llegar. Es importante el pedido que hacen las entidades sectoriales, productores, etc.”.

El funcionario provincial entiende que “hay que tomar conciencia real de la situación y una posición al respecto. Chaco tiene comprometidas alrededor de 1 millón de hectáreas y el 35% de la superficie de soja se perdió; quizás del maíz se salve algo y el girasol solo se pudo cosechar algo a principio de año. Teníamos la expectativa de 1.5 millón de hectáreas cosechadas y se perdió ya el 40% o más”, Analizó agregando que “la calidad del grano es menor y hay productores que piensan si cosechan o no, porque no les va a redituar económicamente y piensan en dejar todo eso abandonado”.

Repleto informó, además, que hay productores ganaderos que pueden trasladar sus animales a zonas más altas, “pero otros en el este del Chaco han perdido sus animales de granja. Es la economía de subsistencia y estamos haciendo apoyatura con forraje y vacunas; pero es tan grande la situación que se complica”.

Volvió a referirse al tema del convenio con Nación, en cuanto a que “hemos sido enfáticos en pedir celeridad. Esto a veces lleva 8 meses, como el año pasado, entre la firma del convenio y la monetización. Ahora, la idea es empezar la semana que viene o la siguiente, a más tardar. Y es importante que lleguen los fondos nacionales y esto es específico para el sector rural. >Aunque hubo algo de ATN para atender lo urbano”.

Sobre el final, Marcelo Repetto dijo que “la gran mayoría de los productores tiene deuda a cosecha, y eso es un problema. Habrá que trabajar en una operatoria de crédito, que no pueden ser a tasas de banco, para poder empezar la nueva campaña; y es importante que el clima acompañe para que el productor pueda pagar lo que debe y lo que va a deber. Ahora es cuando más se evidencia la situación de crisis del país”.

 

Compartir