Chomiak y la Emergencia: “Pensar en las economías familiares nos hace sentir un nudo en el estómago”

La Intendenta de la localidad de Charata, aseguró en CIUDAD TV que “da mucha impotencia” lo que sucede en la zona rural de esa región, y que “tenemos un serio problema que va a durar mucho tiempo”, apuntando a que en la zona urbana solo el 25% de los habitantes tienen cloacas, que las napas están saturadas y tampoco hay agua potable.

Maria Luisa Chomiak, intendenta de Charata, habló con "Agenda Circular".

“La ciudad de Charata está bastante bien, los domicilios sin agua, pro no así la zona rural. Comprobar la situación da mucha impotencia”, comenzó explicando María Luisa Chomiak, quien añadió que actualmente, “tenemos algunos albergados en la escuela cercana y el agua no ha bajado lo que se espera”.

La intendenta de Charata agregó que en “Pampa del Cielo y otros lugares han tenido pérdidas importantísimas, con muchos animales muertos”; pero destacó que “cuando hablamos de la economía familiar – la huerta y la cría de chivos, chanchos, pollos – eso nos hace sentir un nudo en el estómago”.

Se trata “no solamente lo que el agua se llevó, sino lo que deja a su paso; quedando gente sin trabajo, comida, con caminos cortados y familias aisladas. Hay gente que tiene buen algodón, pero no tiene como ingresar una máquina por culpa de los caminos. Hoy, por ejemplo, nos trasladamos a Pampa Moreno en helicóptero porque no se podía de otra forma”.

Se necesitan, dijo, “uno o dos caminos vecinales, recuperarlos para que algunos productores puedan sacar su producción. El agua ha bajado notablemente en estos días y esto se puede ver en el canal de Pampa del Cielo. Cayeron más de 2.000 mm en estos meses y tenemos que tener en cuenta lo que ocurre en Santa Fe, hacia donde va nuestra agua, y que tiene, los mismos problemas. Toda la zona ha perdido mucho, realmente no es menor todo lo que ha llovido”.

Reconoció que la base operativa instalada en su ciudad ayuda mucho, y que fue solicitada y el gobierno provincial, quien accedió. “Además hemos contado con un helicóptero toda la semana y un unimog. Esto nos ha sido de mucha utilidad por la rapidez para llevar médicos, paramédicos e ingenieros para hacer asistencia en las zonas comprometidas”.

Al hablar del tema sanitario, la intendente Chomiak dijo que “tenemos un serio problema y lo vamos a tener por un tiempo largo, no solamente en la zona rural, sino también en la propia ciudad de Charata. Las napas están colapsadas, y solo tenemos un 25% de redes cloacales y no contamos con agua potable”, concluyó.

 

 

Compartir