Por las inundaciones, en Gancedo aseguran que la soja que se va a cosechar “no sirve para nada”

Tras varios días de intensas y devastadoras lluvias, salió el sol en gran parte de la provincia. Sin embargo, harán falta unas dos semanas para que la situación comience a normalizarse y las familias inicien el regreso a sus hogares. Así lo reconoció el intendente de Gancedo, Alberto Korovaichuk.

Foto: archivo

“Hoy es un hermoso día con un sol brillante. Ojalá se pudiera mantener varios días porque se necesita no menos de 15 días para que la gente pueda secar sus pisos”, dijo el jefe comunal en declaraciones a RADIO CIUDAD.

En cuanto al sector productivo, se prevé que el día después, cuando bajen las aguas, el panorama sea muy malo, con pérdidas millonarias.

“Teníamos una gran cosecha que quedó todo en la nada”, sostuvo Korovaichuk. “Se estaba cosechando antes de las lluvias cerca de 5.300 kilos de soja por hectárea y hoy nos encontramos que la soja que se va a cosechar directamente no sirve para nada”, remarcó.

El jefe comunal señaló en este sentido que se analizará la calidad de la producción para decidir qué hacer. “Se va a analizar, se va a probar, se va a hablar con distintas instituciones para ver qué tipo de mercadería sale. Y ver realmente si la gente va a cosechar o directamente lo va a dejar en el campo. Sería un dineral enorme que la provincia no va a poder recibir”, consideró.

“Está brotando el maíz en la mazorca y también el algodón que se estaba empezando a cosechar brotó en el capullo. No quiero decir que se ha perdido todo pero todo depende que el sol aparezca y ver qué calidad sale”, añadió.

“Yo no quiero estar en el lugar de los productores que tenían una ilusión de tener una muy buena cosecha. Venían peleando con rindes muy bajo. Y ahora van a tener que volver a pensar cómo se va a poder sembrar y trabajar. Son cifras millonarias. Ayer hablé con un productor que va a perder más de 3 millones de pesos en soja”, graficó.

Compartir