Cuestionaron dilaciones en una causa por abuso sexual en la infancia

Luego de que la defensa de la principal acusada, Noemí Alvarado de Pacce, recusara al fiscal Sergio Cáceres Olivera –lo que aún se encuentra pendiente de resolución-, el abogado querellante Paulo Pereyra aseguró que “está claro que es una maniobra dilatoria”.

El Juzgado de Garantías Nº2 de Resistencia debe resolver sobre la recusación contra el fiscal de Cámara, Sergio Cáceres Olivera, lo que sumó más dilaciones en la elevación a juicio oral de la causa contra Noemí Alvarado de Pacce por presunto abuso sexual de su sobrina, Rosalía Alvarado y de Belén Duet, cuando ambas tenían 6 y 3 años, respectivamente. Cabe recordar que el principal denunciado era el exdiputado nacional por el Partido Justicialista, Daniel Pacce, quién falleció en 2018.

“La defensa tiene todas las herramientas para defenderse pero es claro que es una maniobra dilatoria”, afirmó el abogado que representa a las dos víctimas, Paulo Pereyra, en declaraciones a CIUDAD TV/RADIO CIUDAD. En ese contexto, advirtió que víctimas “están expectantes que la justicia resuelva la situación”.

Aunque los hechos ocurrieron durante la década de los ochenta, Rosalía y Belén recién pudieron realizar la denuncia formal el 15 de junio de 2016, luego de la reforma de la ley nacional Nº 27206 que canceló la prescripción del abuso sexual en la infancia para poder presentar una denuncia formal contra sus agresores. El caso recayó en la Fiscalía N° 9, a cargo de la fiscal Daniela Meiriño, quién archivó las causas por considerarlas prescriptas porque los supuestos hechos sucedieron antes de la entrada en vigencia de la mencionada norma. Sin embargo, tras ser apelada, el juez de Garantías, Horacio Sandoval, hizo lugar al desarchivo y la causa quedó en manos del fiscal de Cámara, Sergio Cáceres Olivera. Con la muerte del principal imputado (Daniel Pacce) de por medio, el representante del Ministerio Público Fiscal avanzó con la investigación hasta la instancia de elevar la causa a juicio oral cuando fue recusado por la defensa de Noemí Alvarado de Pacce.

“La idea que es esto que recoge la legislación, el respeto al tiempo de las víctimas, sea plasmado en los casos concretos. La lucha y de Belén y Rosalía tiene que ver con eso, que no es otra cosa que una lucha por los derechos humanos, el acceso a la justicia, pronta y eficaz”, concluyó Pereyra.

Compartir