Aceptan como querellante a Huidobro en la causa contra los policías del operativo inicial en el caso Lavado II

La Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia resolvió aceptar como parte querellante al empresario detenido Carlos Huidobro en la causa que investiga por presunta falsedad ideológica a dos agentes de la Federal que participaron de los procedimientos en la causa Lavado II. El empresario, presunto testaferro de Jacinto Sampayo, sostiene que no hubo llamado anónimo y que los funcionarios "fraguaron las actuaciones".

Carlos Huidobro será querellante en la causa contra dos policías federales.

Con menor trascendencia se investiga en la justicia federal de Resistencia la denuncia por presunta falsedad ideológica y falso testimonio del empresario Carlos Huidobro, procesado por lavado de dinero, contra dos agentes de la Policía Federal que participaron de los procedimientos que dieron origen a la causa conocida como “Lavado II”, cuyos principales imputados son la diputada nacional por Cambiemos, Aída Ayala, y el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Resistencia, Jacinto Sampayo, sobre quién se especula Huidobro podría ser su testaferro. En concreto, el empresario sostiene que no existió ninguna denuncia anónima que alertara sobre un presunto hecho delictivo y que las actuaciones habrían sido fraguadas por los funcionarios policiales.

Huidobro logró que la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia revierta una resolución de primera instancia y lo acepte como parte querellante en la causa paralela con la que su defensa pretende hacer caer la causa Lavado II, que próximamente sería elevada a juicio oral. La decisión de la Cámara Federal, a la que tuvo acceso CHACODIAPORDIA.COM, fue firmada este martes 16 de abril por las camaristas Rocío Alcalá y María Delfina Denogens.

“No se acreditan elementos que impidan el derecho del peticionante de intervenir en el proceso”, conforme lo autoriza el Código Procesal Penal de la Nación, “debiendo aceptarse su constitución como tal”, sostiene la resolución firmada por Alcalá y Denogens. En ese sentido, considera que el rechazo a la pretensión de Huidobro “veda su posibilidad de instar la acción pública” y menciona un caso de doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en que se reconoció la facultad del querellante particular de impulsar el proceso autónomamente hasta el dictado de una sentencia en juicio oral.
Por otro lado, las camaristas también mencionan que la Fiscalía Federal de Primera Instancia tampoco puso objeciones al planteo del empresario investigado.

En la resolución de primera instancia, que rechazó la pretensión de Huidobro, la jueza federal Zunilda Niremperger consideró que aceptarlo como querellante particular podría afectar la investigación de la causa por lavado de dinero y consideró que el acto inicial de aquella causa es “indirectamente impugnado por quién allí fue imputado”, en referencia a Huidobro. La defensa, por su parte, consideró que fue “incorrecta” esa interpretación de la jueza de instrucción ya que se ha promovido la nulidad en la causa Lavado II pero que la denuncia contra los agentes policiales pide que se investigue si cometieron ilícito, por lo que entendieron que es una cuestión “ajena a la repercusión procesal que pueda tener el referido planteo de nulidad”.

En ese contexto, en coincidencia con la defensa de Huidobro, el fallo de la Cámara Federal también considera que la hipótesis delictiva que se pretende investigar en esta causa “aparece como independiente” de la que ya se ha verificado en la causa Lavado II, “la que se encuentra en un estado avanzado de instrucción, por lo que no se aprecia interés social alguno que pueda prevalecer sobre el derecho de la supuesta víctima a constituirse en querellante y acompañar el proceso”.

Compartir