Laguna Francia: “La auditoría técnica ambiental aconseja paralizar la obra”

Así lo informó a CIUDAD TV el ingeniero Luis Casas, director General de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Resistencia. El informe fue entregado este lunes a la Jueza de Faltas y al Defensor del Pueblo. Habría omisiones en la actuación de algunas áreas de la comuna a la hora de exigir el “estudio de impacto ambiental”, entre otras cosas. Generará problemas con los residuos peligrosos, las cloacas, el tránsito y hasta por la sombra que proyectarán los edificios.

Ingeniero Luis Casas en "Tarde de Ciudad".

El comienzo de las obras de un complejo, aparentemente de tres edificios de ocho pisos cada uno en un sector de la Laguna Francia, hizo que inmediatamente los vecinos del lugar protestaran, a distintos niveles.

Merced a ello, intervino la Dirección General de Gestión Ambiental del municipio, cuyo titular, Luis Casas, reconoció que “esta problemática que nos afecta por las lagunas en general, hace que nos preocupe. Trabajamos a pedido de los vecinos, porque ellos pueden pedir una auditoría técnica ambiental”.

“Esto lo hicimos la semana pasada, e invitamos al área pertinente de la provincia. En primera instancia no pudimos entrar porque los dueños de la obra no nos permitieron”, explicó el funcionario; para agregar que “hoy lunes se entregó el informe al municipio”.

Asegura que “desde nuestra área, lo que nos correspondía hacer ya está hecho. El proyecto tiene varias falencias, y de eso ya fue informada la Jueza de Faltas del Municipio y el Defensor del Pueblo, para que tomen cartas en el asunto y puedan paralizar la obra”.

Precisó el ingeniero Casas que en esa obra “no hay un plan de gestión ambiental”, como consecuencia de lo cual “no sabemos cómo van a gestionar los residuos peligrosos, si el servicio de cloacas está habilitado para permitir 80 viviendas cuando ya en la actualidad está casi colapsado, y habrá problemas de circulación vehicular”; y agregó que “los vecinos no se dan cuenta de la sombra que van a proyectar los edificios”.

Afirmó con contundencia que “no entró el plan de impacto ambiental a nuestra oficina, y es un requisito que se debe cumplir”, e hizo saber que “el expediente se inicia en el año 2016. Tiene todo un trámite hasta el 2017 y se aprueba. Es zona residencial 5, y a fines de ese año el Concejo aprueba la ordenanza de alta densificación”.

“Lo que estamos solicitando es su plan de gestión ambiental, para contener cualquier problema que se suceda”, reitera Casas, para quien, en lo que hace a los espejos de aguas, “hay distintas cosas que hay que comenzar a unificar por el bien colectivo que significa la laguna”. Ya que, “de suceder lluvias por sobre lo normal, toda la capacidad de colección de la laguna se va a haber afectada, y los conductos no están preparados para mayores caudales”.

También dijo que este reservorio natural, “está conectado a la Laguna Los Teros y de ahí el agua se saca por bombeo. Esa zona va a tener algún problema de inundaciones y los vecinos lo saben”.

Por último, el ingeniero Luis Casas afirmó que, “hicimos la auditoría ambiental y allí concluyó nuestro accionar, y hemos actuado también de oficio. Pero también dejar en claro que el intendente no tiene la responsabilidad, y hay áreas que intervinieron y se deben hacer responsables”.

Compartir