Caso Alegre: confirmaron el procesamiento de los prefectos acusados de encubrir el crimen

La Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia confirmó el procesamiento contra miembros de la Prefectura Naval acusados de encubrir el homicidio del chofer, Víctor Alegre, asesinado el 22 de agosto de 2016 a manos de dos prefectos, en un caso de gatillo fácil.

El chofer Víctor Alegre murió tras ser baleado por un integrante de Prefectura Naval. La propia fuerza intentó encubrir el crimen. En la imagen se puede ver el auto de Alegre tras sufrir la balacera.

La sentencia fue firmada este martes por los jueces Mario Boldou, Ana Cáceres de Mengoni y Mirta Tyden de Skanata. En la misma se da por desistido los recursos de apelación presentado por los prefectos Adrián Macedo, Salvador de Jesús Barrios, Luis Gabriel Miño y Alfredo Ardiles, confirmando así el procesamiento por encubrimiento de homicidio agravado contra los cuatro prefectos.

“Asiste razón a la Jueza (Zunilda Niremperger) en orden a la existencia de una acción conjunta entre los prefecturianos orientada a encubrir el homicidio del señor Alegre pues, una vez que los camaradas de fuerza se hicieron presentes en el lugar del hecho con diferencias de minutos de arribo entre una patrulla y otra, tomaron conocimiento efectivo de lo que había ocurrido y, sin embargo, obraron con tal hermetismo al punto que se limitaron a requerir la presencia de una ambulancia porque había ocurrido un accidente de tránsito, ínterin en el cual   mantenían   a   la   Srta.   Araceli   Alegre   –sin   asistencia   de   un   personal   femenino   de Prefectura– alejada del automóvil donde se hallaba el cuerpo de su padre, entretanto la interrogaban sobre la droga que sorpresivamente había aparecido a metros del Fiat Palio”, recordaron los jueces.

“Que esta situación y los testimonios fueron debidamente valorados por la señora Magistrada a la luz de la sana crítica y, en función de ello, surgen maniobras guiadas por la clara finalidad de montar un escenario que justificara el proceder ilegal de (los prefectos) Sánchez y Pérez bajo el ropaje de un operativo y supuesta vigilancia sobre una finca que presentan como tareas que motivaron la persecución del Fiat Palio y disparos de arma de los agentes sobre el automóvil, una de las cuales hirió de muerte al señor Alegre”, agregaron.

El prefecto Claudio Sánchez (con capucha) es el principal acusado de disparar y matar a Víctor Alegre.

El caso

El 22 de agosto de 2016, Víctor Alegre volvía a Resistencia junto a su hija luego de una jornada de pesca en la Isla del Cerrito. Luego de pasar la escuela del Ancho, Alegre, quien se desempeñaba como chofer de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, comenzó a ser perseguido por dos integrantes de Prefectura Naval quienes, a bordo de una motocicleta, le exigían a viva voz que pare. Walter Pérez y Claudio Sánchez eran esos prefectos.

La hija de Alegre, Araceli, se asustó y pensó que se trataba de un asalto. Es por eso que le dijo a su padre que no se detenga. Luego, al ver que el vehículo no paraba, los prefectos comenzaron a dispararle. Fue una balacera: en total hicieron 11 disparos. Uno impactó en el cuerpo de Alegre y lo mató.

Se presume que esa bala salió del arma de Sánchez, quien hoy está preso acusado de homicidio calificado. En tanto que Pérez está en libertad, aunque quedó procesado por abuso de arma de fuego.

El caso estuvo plagado de irregularidades cometidas por parte de la propia Prefectura. Es que desde esa fuerza federal se aseguró que Alegre cruzó a toda velocidad un supuesto control vehicular que habían montado en la zona, con conos y chalecos refractarios, algo que los testigos desmintieron.

Además, apareció 100 metros más adelante una bolsa con 400 gramos de marihuana, la cual despertó más sospechas respecto de la posibilidad de un montaje hecho por la propia Prefectura para cubrir a los prefectos involucrados en este caso de gatillo fácil.

La causa tiene 10 prefectos procesados: además de Sánchez y Pérez, hay otros ocho acusados por encubrimiento. Alfredo Ardiles (exJefe del destacamento de Prefectura en la Isla del Cerrito); Roberto Carlos Schukel (Ayudante de Segunda); Raúl Antonio Roldan (Cabo Primero); Rodrigo Baltazar Franco (Ayudante de Segunda); Víctor Matías Valdéz (Cabo Primero); Luis Gabriel Miño (Cabo Primero); Adrián Fernando Mancedo (Cabo Segundo) y Salvador de Jesús Barrios (Cabo Primero) quedaron procesados acusados del delito de encubrimiento de homicidio, agravado por tratarse de un delito especialmente grave y por la calidad de funcionario público.

Para Niremperger, existió “un plan de acción conjunta entre los diversos prefectos involucrados, destinado a encubrir el homicidio de Alegre incurriendo a su vez en abuso de autoridad, al no ejecutar las órdenes dictadas por la suscripta ni las leyes cuyo cumplimiento les incumbiere”.

“De esta manera los prefectos imputados buscaron con su accionar encubrir el homicidio de Víctor Alegre tratando de beneficiar en consecuencia a Sánchez y Pérez, pretendiendo legitimar los actos desplegados por los prenombrados para simular que estos obraron en cumplimiento de un deber”, añadió.

Compartir