Con inundaciones, siembra récord de girasol y crecen las expectativas para el algodón

El ministro de Producción analizó en CIUDAD TV la situación agropecuaria luego de las intensas lluvias e inundaciones de los últimos meses. Se refirió a los diferentes cultivos y de la ganadería, indicando que, “estamos en condiciones de un proceso para agregar valor a la carne”. Consideró que la producción frutihortícola, “es el desafío que tenemos por delante”), así como la lucha contra el Picudo. Y consideró que Vialidad Nacional no puede estar ausente para ejecutar las obras de canalización que la región necesita.

Marcelo Repetto en "Agenda Circular".

“Los campos están bastante comprometidos, teniendo en cuenta que esa zona ha venido recibiendo precipitaciones desde noviembre; porque es imposible que tanta cantidad de agua sea absorbida por el suelo o por evacuación”, analizó el ministro Marcelo Repetto.

Estimó que “se pudo trabajar en lo que era la cosecha de girasol, y el algodón había reaccionado en buena medida y se estaba cosechando”; pero “es impresionante la cantidad de agua, que ha afectado no sólo lo rural, sino también lo urbano. Es un panorama desalentador y hemos tenido una siembra récord de girasol”.

Advirtiendo que, “en el medio de la campaña aparecieron las retenciones, y los acopiadores tienen una monopolización del precio. Y además de eso está la recolección afectada por las inundaciones”.

Consideró importante “que las aguas escurran rápidamente. El agua de Santiago del Estero viene a nosotros, que la mandamos al norte de Santa Fe”, explicó sobre la circulación natural de las aguas; y aseguró que, “Vialidad Nacional no puede estar ausente porque se necesitan obras de gran envergadura, como las canalizaciones, puentes, etcétera. Todo esto merece una obra un poco más integral”.

Tuvo especial consideración en cuanto a que, “el algodón es un cultivo muy resistente. Lo que daña son las precipitaciones, pero es uno de los cultivos que más aguanta. La soja mientras esté bajo agua, no pasa nada; pero si pasan 30 días, entonces se pierde en productividad”. Y reseñó el tema de la ayuda diciendo que, “a partir de lo que fue enero, cuando pudimos tener acceso, hemos podido cuantificar los daños. Los pusimos en tres escalas: grave, moderado y leve”.

Las acciones encaradas
“Hemos hecho dos acciones, una compleja para quienes tuvieron el mayor impacto, como los que tienen ganadería intensiva. Con los intendentes establecimos la asistencia, como el forraje y lanzamos una línea crediticia con tasa cero, y un financiamiento específico con tasa del 10%. Pero es insuficiente, porque el universo de productores es muy alto”, acotó. Y, en cuanto al aspecto general de la ganadería en la provincia, dijo que, “al principio de año estuvo un poco complicada, sobre todo en la zona Este de la provincia. Después fue atenuándose. En términos generales podemos decir que en lo ganadero estamos bastante bien, encarando el invierno”.

En relación a ello, sostuvo que, para la exportación, “tenemos 14 frigoríficos que están formalizados. Además de fomentar un negocio lícito, de combatir el abigeato, está el tema de la salud pública; por eso nos sentamos a una mesa con el gobernador y vamos a trabajar en inversiones”. Aclarando que hoy, “estamos en condiciones de un proceso para agregar valor a la carne. Lo mejor es que podamos faenar acá y no haya que ir al norte de Santa Fe, más allá de lo que genera la mano de obra de la industria frigorífica”.

No obstante, el minstro de Producción estimó que “tiene que haber un panorama cierto en materia de exportación y, en cuanto tenga continuidad, van a ser inversiones importantes. La provincia tiene cabañas que triunfan en diferentes exposiciones del país, con muy buena genética. Ya que hay procesos con acompañamiento técnico, con la alimentación y la sanidad, que marcan un crecimiento del Chaco en el tema”.

Buenas perspectivas
Retomando el tema del cultivo del algodón, ratificó que en el mismo, “tenemos muchas esperanzas. Hay una oferta de tecnología que va a entusiasmar a los productores, y también un precio interesante”, para su comercialización.

También señaló que en General Pinedo, hay capitales han invertido en una desmotadora, y subrayó no tener dudas, “que vamos a superar la superficie del año pasado”. Agregando que, “también tenemos mucha esperanza en el trigo, que para la provincia es muy importante. En girasol andaremos algo parecido, pero hay que ver cómo juega el tema de los precios. Vamos a tener seguramente una muy buena campaña”.

En cuanto al algodón, señaló que “el Picudo es algo con lo que tenemos que aprender a convivir, la humedad es propicia para que aparezca. En la medida que trabajemos entre todos, se puede combatir esa plaga. Eliminarla es prácticamente imposible”.

“La producción frutihortícola es el desafío que tenemos por delante si podemos desarrollar el riego de la cuenca del Guaycurú. Estamos muy bien en la producción, nos falta la comercialización y necesitamos tener un Mercado Concentrador que nos permita contar con la oferta; pero hay que trabajar articuladamente”, finalizó Marcelo Repetto.

Compartir