Podría recibir más de dos años de prisión la mujer que obligó a su hijo a sentarse sobre un hormiguero

La mujer de 30 años acusada de castigar a su niño de 5 sentándolo en un hormiguero, continúa detenida y se negó a declarar este viernes en indagatoria. Se la investiga por lesiones leves calificadas por el vínculo. El fiscal Soto aclaró que aún resta producir elementos en la causa y que el Equipo Interdisciplinario evalúa la posibilidad de que el niño esté en condiciones de declarar en Cámara Gesell, además de su hermanito de 4 en calidad de testigo. También falta el informe de la Oficina Médico Forense ya que en el policial, además de las picaduras, aparecen lesiones compatibles con una quemadura.

El fiscal Marcelo Soto confirmó este viernes que la madre que castigaba a sus niños sentándolos en un hormiguero se negó a declarar en la indagatoria de este viernes, jornada en la que también se le relató el hecho atribuido y la calificación legal por lesiones leves calificadas por el vínculo, por la que se enfrentaría a una pena de más de dos años y medio de prisión.

En declaraciones para RADIO CIUDAD y CHACO DÍA POR DÍA y comentó que la denuncia fue realizada por el padre de los pequeños, a partir del relato de su hijo 5 años, “que es el que presentaba las lesiones compatibles con picaduras de hormigas por todo el cuerpo. Del informe médico no surge una sola parte del cuerpo que no tenga picaduras de hormiga”.

Indicó que, conforme a la denuncia del padre de los niños, “él vivía en la ciudad y ellos en una Colonia que está acá cerca que se llama Pampa Napenay. Cuando él los trae a la ciudad el niño le relata todas estas circunstancias”.

Explicó que, en principio, se le da intervención al Equipo Interdisciplinario “para que ellos evalúen la posibilidad de que el niño está en condiciones o no de prestar declaración en Cámara Gesell y una vez que los psicólogos nos confirmen esas circunstancias se va a fijar la audiencia. Peor tenemos muchas cuestiones para seguir produciendo dentro de la causa”. No obstante ello, indicó que de haber declaración en Cámara Gesell en principio sería con el niño de 5 años, como víctima. “Si el otro niño está en condiciones de declarar, creo que tiene 4 años, se le va a recepcionar la declaración en calidad de testigo”.

De momento, el fiscal Soto cuenta con el informe médico realizado por el médico policial en turno. “Lo que todavía no tengo es el informe de la Oficina Médico Forense que es un informe un poquito más profundizado. Porque a su vez de las lesiones compatibles con picaduras de hormigas había unas lesiones que no recuerdo si fueron en el antebrazo o en una mano compatible con quemaduras. Así que también tenemos que verificar cuál es la data de esa lesión, con qué fue provocado y todo lo relacionado con eso.

“Conforme a lo que denuncia el padre, la mujer sí los venía maltratando de hace tiempo, es lo que le habría relatado el niño: pero veremos en Cámara Gesell su se produce esa declaración podemos ahondar un poquito más”, concluyó.

 

Compartir