“La terminal de Resistencia es la más cara de Argentina”, aseguraron las empresas de colectivos

Mediante un comunicado, la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI) confirmaron que no ingresaran a las plataformas de la Estación Terminal de Ómnibus de Resistencia hasta tanto se resuelva el conflicto generado tras el último incremento en el canon de ingreso. Desde las empresas afirmaron que el incremento fue “desproporcionado e injustificado”.

Desde el jueves, los choferes de colectivos de larga distancia decidieron no ingresar a la Estación Terminal de Ómnibus de Resistencia y hacer ascender y descender a los pasajeros en las avenidas adyacentes. ¿El motivo? “El desproporcionado e injustificado” aumento del cánon para ingresar a las plataformas, según denunciaron desde la Cámara Empresaria de Ómnibus de Larga Distancia (CELADI) por medio de un comunicado.

“A la injustificada demora en la finalización de las obras de remodelación en la ETOR, situación que ha impedido su normal utilización durante los últimos dos años por parte de empresas de transporte y usuarios por igual, el pasado 7 de marzo del corriente año, la secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial autorizó un incremento desproporcionado e injustificado en el valor de ‘toque de dársena’, transformando a esta Terminal en una de las más costosas de toda la República Argentina”, afirmaron desde la CELADI.

“Puntualmente, elevando el valor abonado por cada vehículo que accede a la estación (de $251,97 a 464,34 más IVA) en un 85% en los últimos 24 meses, superando todos los índices de inflación vigentes. Aún más preocupante, y en una clara actitud de amedrentamiento, el concesionario (Estación Terminal de Ómnibus de Resistencia S.A.) envió a las empresas de ómnibus que expresaron la disconformidad por los nuevos valores, una nota informando del corte inmediato de sus cuentas corrientes, exigiendo a partir de ahora el pago en efectivo de cada vehículo que quiera ingresar al predio”, indicaron.

En este contexto, las empresas transportistas decidieron “no ingresar” a la terminal de Resistencia “hasta tanto el conflicto sea resuelto”. “En el mismo sentido, solicita a las autoridades municipales rever la medida aplicada, y a las nacionales su intervención por estar involucrado la prestación de un servicio interjurisdiccional de carácter federal”, indicaron.

“Lamentando los inconvenientes que esta situación pueda generar a nuestros pasajeros, pero decididos a evitar que costos desproporcionados e injustificados como estos impacten sobre la tarifa que ellos abonan, esta entidad reitera su apoyo total a las empresas de ómnibus perjudicadas”, finaliza el comunicado firmado por Mario Verdeguer, presidente de CELADI.

Compartir