Por la crisis y la presión tributaria, se está empujando a las empresas chaqueñas “al cierre o la marginalidad”

El presidente de la Unión Industrial del Chaco (UICH), Andrés Irigoyen, afirmó que la caída del consumo, el aumento de los costos y la fuerte presión tributaria, hace cada vez más difícil el día a día de las empresas chaqueñas. Dijo que si bien desde su organización no promueven la rebelión fiscal, “necesariamente vamos hacia eso”.

Foto: archivo

Once entidades del Chaco, entre industriales, comerciantes y hoteleros, entre otros, difundieron una solicitada en algunos diarios locales mostrando una “profunda preocupación” ante la falta de respuestas de legisladores nacionales y AFIP a medidas coyunturales que alivien la carga impositiva para evitar el cierre de PyMEs, el aumento del desempleo y de los índices de pobreza e indigencia.

En este sentido, el presidente de la Unión Industrial del Chaco (UICh), Andrés Irigoyen, reflejó la situación que viven las empresas del Chaco. Aseguró que por la caída del consumo, el aumento de los costos y la presión tributaria, “obligan a las empresas a cerrar o a trabajar en la marginalidad”.

“Pareciera que a nuestros gobernantes no les importa nada. Pareciera que lo único que les importa es como llegar a las próximas elecciones, pero tampoco de esta manera van a llegar. Porque van a ser más las empresas que desaparecen. Porque le va a caer más la recaudación que es una de las preocupaciones que están teniendo y entiendo que fue uno de los motivos por el cual la AFIP aumentó las tasas, debido a que ha tenido una caída importante en término de recaudación. Entonces de esa forma pretenden recaudar más. Pero claramente las empresas no damos más. Esto no da para más”, afirmó.

Entre las empresas que firmaron la solicitada se encuentran: La Federación Económica del Chaco, Unión Industrial del Chaco, Sociedad Rural del Chaco, Cámara Argentina de la Construcción, Cámara de Supermercados del Chaco, Federación Médica, Asociación de Clínicas y Sanatorios, Cámara de Comercio de Resistencia, Cámara Minera de Arena y Piedra, Cooperativa de Arena y Piedra y la Asociación Hotelera Gastronómica.

“Hemos hecho distintos planteos que ahora, por la catástrofe hídrica que tuvimos, entendemos que la situación se agrava y que ante la falta de respuesta del gobierno, muchas empresas están acelerando los procesos de extinción, de no poder pagar los cheques que tiene librado, de no poder hacer frente a los compromisos impositivos, de no poder hacer frente a los pagos de sus proveedores de materia prima, del pago de sueldos ni de reparaciones dentro de su empresa”, sostuvo.

“Estamos muy preocupados porque día a día son más las empresas que cierran, más los locales que quedan vacíos producto de gente que tiene que abandonar la actividad porque no le puede seguir haciendo frente, con lo que eso significa. Pérdida de consumo en la gente, pérdida de puestos de trabajo”, añadió Irigoyen.

Por otra parte, mostró su malestar por la falta de respuesta de la AFIP. “Vemos que en lugar de entender un planteo que venimos haciendo, como se lo hicimos al administrador de la Afip, las medidas que se van tomando van en contramano de lo que la gente necesita. Este es un problema transversal a todas las actividades. No tiene que ver sólo con la actividad industrial, sino con las empresas de servicios, el campo, el comercio y el contribuyente en general”, dijo.

“La semana pasada, ha aumentado la tasa para los planes de financiamiento, aumentó la tasa de punitorios y resarcitorios. Y justamente va a contramano de lo que venimos planteando. Claramente lo que va a causar es aumentar la morosidad, provocar más cierres de empresas, que la AFIP embargue más cuentas”, remarcó.

Compartir