La tormenta provocó serios daños en un centro de distribución de Secheep

El fuerte temporal de fuertes ráfagas de viento y lluvia que azotó al Gran Resistencia el sábado por la tarde generó destrozos de todo tipo. Y uno de los que lo padeció fue el Centro de Distribución 6 de Secheep, que abastece de energía a la mitad del Área Metropolitana. Según informó el presidente de la empresa, José Tayara, la tormenta causó la voladura del techo del edificio y provocó que los equipos se mojaran.

“En este momento se están dando todas las previsiones de lo que planificamos cuando se desató este fenómeno natural”, comentó Tayara en declaraciones a Radio Libertad. “Nosotros tuvimos un impacto muy importante en el esquema de suministro porque voló el techo del Centro de Distribución número seis y entró agua a las celdas de media tensión. Esto hizo que inmediatamente todas las protecciones actuaran y muchos usuarios se quedaron sin energía”, explicó.

“Se inspeccionó el lugar. Se decidió que se podía reponer una parte, así que al rato se pudo reponer el transformador de 100 MVA y el otro transformador, el más chico, se lo trabajó hasta poder ingresarlo ayer a las 21 para prestar el servicio. Eso fue bastante complicado pero lo pudimos llevar adelante”, agregó.

Tayara indicó además que otra cuestión que dificultó la restitución inmediata del servicio eléctrico fue la caída de árboles. “Muchas líneas cayeron impactadas por los árboles y para poder reestablecer el servicio las guardias tienen que recorrerlas de punta a punta y dar la señal al despachante de que no reviste peligro y así se fueron ingresando todos los distribuidores del área metropolitana”, sostuvo.

“El trabajo de reposición fue muy duro pero bueno acá es que no tuvimos que lamentar la electrocución de ningún habitante ni de ningún trabajador de la empresa”, destacó Tayara.

“Le pedimos disculpa a nuestros usuarios. Sé que muchos se molestan por estar muchas horas sin energía pero hay que trabajar con seguridad. No vamos a conectar una línea sin saber si existe o no certeza de que esa línea revistiera peligro”, abundó.

Además, explicó que es imposible atender todos los reclamos de los usuarios en simultáneo y es por eso que las líneas terminan colapsando. “También mucha gente llama en simultáneo y el call center no tiene la capacidad para atender a toda el área metropolitana en simultáneo. Mucha gente se enoja y la verdad es que tiene que comprender que no es una situación normal. Fue un fenómeno natural que podría haber generado más destrozos que los que causó y podríamos haber estado muchas más horas sin energía”, afirmó.

Compartir