Condenaron a 18 de años de prisión al cocinero que abusó y embarazó a su hijastra

La Cámara Primera en lo Criminal encontró culpable a Víctor Samuel Miéres por los sometimientos a una niña de 11 años en Puerto Tirol. Fue por medio de un fallo dado a conocer este jueves.

Foto: ilustración

La Sala Unipersonal a cargo de la jueza Glenda Vidarte halló culpable a Miéres, de 41 años, por los abusos sexuales a la hija de su entonces pareja, con la que luego huyó, cuando el caso fue descubierto por la mamá de la pequeña.

La lectura de la sentencia se realizó ayer al mediodía en la sede de avenida San Martín 66 de la capital chaqueña.

El abogado querellante Ítalo Suligoy, al salir de la Cámara Primera, dijo estar conforme “con la sentencia, pese a que esta querella pidió 20 años, pero atendiendo al fallo, debo decir que es reparador para la víctima y su madre que debieron atravesar situaciones difíciles durante el proceso en la etapa investigativa y luego durante el debate oral”, afirmó el abogado.

La jueza Vidarte dio curso al pedido de 18 años de prisión, de parte del fiscal de la Cámara Jorge Fernando Gómez, quien en su alegato había expresado: “En mis años de experiencia en el Ministerio Público nunca surgió una prueba tan contundente como lo que se comprobó en las pericias genéticas que determinaron que el embarazo de la niña fue producto del abuso de Miéres”.

Es que la Justicia autorizó que se le practique el aborto a la niña, comprobándose material genético compatible con el acusado.

Durante cinco meses se prolongaron los sometimientos a la menor por parte de su padrastro, los cuales convivían en Puerto Tirol.

Cuando fue descubierto huyó con la nena, la que, una vez localizada por la policía, médicos determinaron que cursaba un embarazo.

El cocinero llegó detenido al juicio, por la acusación de abuso sexual agravado por la convivencia y corrupción de menores.

El suceso que se ventiló ocurrió entre mayo y el octubre de 2017. Miéres, además, filmaba con su celular cuando abusaba de la nena.

FuenteNorte
Compartir