El Banco Central redobló su intervención pero el dólar profundizó su caída

Pese a que el Banco Central intensificó este viernes la compra de dólares y convalidó una nueva baja en la tasa de Leliq, el tipo de cambio volvió a cerrar hoy por debajo de la banda de flotación. El mayorista bajó 18 centavos y terminó a $36,90, casi 50 centavos por debajo del borde inferior de la zona de no intervención ($37,38).

Dólares.

En la misma sintonía, el billete retrocedió 13 centavos en el segmento minorista a $38,03, según el promedio elaborado por el BCRA.

Como anticipó BAE Negocios, el mercado mantuvo este viernes su presión sobre el dólar hacia la baja en el marco de un mejor clima externo y de una reducción de las expectativas de depreciación apuntaladas por el apretón monetario y las todavía muy elevadas tasas de interés en pesos.

De esta manera, el tipo de cambio mayorista acumuló su cuarta semana consecutiva en baja y perforó el piso imaginario de los $37 por primera vez en 40 días.

El Central incrementó hoy el volumen de su compra: tomó u$s40 millones a $37,09, el doble de lo que había absorbido ayer. Sin embargo, al igual que en la rueda previa, la cotización de la divisa siguió cayendo después de su intervención.

“El BCRA realizó la segunda subasta de la semana sin tener efecto decisivo ni sobre la tendencia ni sobre los precios del dólar”, señaló el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

Además, en la subasta diaria de Leliq, la autoridad monetaria convalidó una caída un poco más pronunciada de la tasa, que cedió 35 puntos básicos hasta el 58,1%.

Este cuadro reavivó el debate. Mientras algunos analistas plantean que debe relajar con más velocidad una tasa que aplasta la economía y mantener el dólar dentro de la banda, otros insisten en reclamar prudencia para no afectar la baja en las expectativas de depreciación.

Un veranito financiero – apoyado en el ahogo de la economía real – que se prolonga más de lo previsto gracias a la mejora del clima externo, ahora apuntalado por la coincidencia en la Fed y el BCE de la necesidad de moderar la suba de tasas ante las expectativas de desaceleración del crecimiento mundial.

VIAbaenegocios.com
Compartir