Una inusual tormenta de más de 100 milímetros en dos horas volvió a colapsar al Área Metropolitana

Pasadas las 18 horas, la capital provincial fue sacudida con un fenómeno meteorológico de fuertes descargas - como no ocurría desde tiempo atrás - con precipitaciones que fueron en aumento. A los cortes de luz en la zona céntrica y las barriadas, durante casi dos horas, se sumó el habitual anegamiento de calles que puso en emergencia a Resistencia.

A las 21 horas frente al Colegio Nacional por avenida 9 de Julio.

Vecinos hicieron llegar a este medio sus quejas por los desaprensivos automovilistas que circulaban a una velocidad que los perjudicaba por el oleaje que generan y que provoca que la masa líquida que yacía en las arterias ingrese a sus domicilios.

Mientras que, desde las barriadas, otros reclamaban por la falta de energía y la intransitabilidad que mostraban algunos accesos a vastos sectores de la traza urbana. Incluso, muchos sectores céntricos, mostraban cuadros preocupantes con el avance de las aguas donde antes no se daban este tipo de situaciones.

Calle Catamarca casi Pueyrredón, todos inundados.

También las líneas de colectivos suspendían sus recorridos en medio del temporal, detenían sus unidades ante las calles totalmente anegadas que les impedían un normal desplazamiento y generaban un gran desconcierto en sus pasajeros. También el fenómeno impactaba en miles de ciudadanos que por estas horas debían regresas a sus hogares luego de una jornada laboral.

En la zona de Villa Monona, vecinos y comerciantes de esa zona denunciaban el ingreso del agua a sus hogares y comercios; lo que de por sí agravaba la situación desesperante para salvar sus bienes ante el avance de la masa líquida. “El agua no tiene cómo salir y para colmo nos llega parte de todo lo que llueve en la zona del Regimiento y el Barrio Mercantil”, le dijo un comerciante a nuestro medio.

En la calle Brown al 2.500 varias familias tenían unos 20 centímetros de agua en sus viviendas. “Estamos angustiados e impotentes, llamamos a Defensa Civil y los teléfonos están colapsados. No sabemos qué hacer”, nos decía una vecina al borde de las lágrimas.

Alrededor de las 21 horas, la reposición energética comenzó a darse, tanto en la zona céntrica, como en los sectores periféricos del Área Metropolitana; mientras se señalaba el intenso despliegue que llevaban a cabo equipos de trabajadores municipales en coordinación con otras áreas del gobierno provincial.

Se aguardaba, por estas horas, algún parte oficial para evaluar el impacto de la feroz tormenta, mientras volvían a producirse intensas precipitaciones sobre la capital chaqueña.

Según datos de la Policía del Chaco, hasta las 20.30 habían caído sobre Resistencia 87 milímetros, mientras que desde la Municipalidad de Resistencia aseguraban que el agua caída era de 140 milímetros, según lo publicado en el sitio del diario Primera Línea.

Compartir