Para el Frente Grande, el proyecto de presupuesto provincial es “el ajuste del ajuste”

En un segundo informe sobre el proyecto de ley de Presupuesto provincial 2019, el Bloque Legislativo del Frente Grande advierte que Educación será el área más afectada y que, por ejemplo, el Poder Legislativo duplica el crecimiento de su presupuesto respecto del Ejecutivo.

Sede de la Legislatura chaqueña.

En horas se estará definiendo el presupuesto de la Provincia del Chaco para el ejercicio 2019. Hace unos días aportamos desde el Bloque Legislativo del Frente Grande, nuestro primer informe, aquí el segundo para el análisis y el debate público de una herramienta política esencial como lo es el presupuesto.

Hemos trabajado una comparación de presupuestos, la Ley 2734-F –vigente para el año 2018- y la iniciativa del Poder Ejecutivo para el 2019 pronta a tratarse en la Cámara de Diputados.

Aportamos algunas conclusiones y análisis que, de nuestra lectura, demuestran el crecimiento imponente de la deuda y las obligaciones derivadas de ella y el achicamiento de prestaciones básicas del Estado que constituyen derechos básicos. El presupuesto nacional y la acción depredadora del FMI son marcas indelebles, pero también las decisiones del gobierno de Domingo Peppo.

Ingresos

En el presupuesto 2019 comparado con el 2018, los ingresos presentan el siguiente comportamiento, marcado claramente por el proceso inflacionario en ciernes y que seguramente analizaremos en otro informe.

 En materia de Erogaciones la variación es la siguiente:

Observando ambos cuadros podemos visualizar que el incremento de recursos es ampliamente superior al incremento de erogaciones, 42,48% vs 32,77%.

Mirando hacia dentro de los organismos, la información arroja las primeras prioridades. El mayor incremento lo luce el Poder Legislativo, con el 63,63% –que se origina en erogaciones de capital- y la menor variación corresponde al Tribunal Electoral que disminuye su presupuesto, situación extraña dado que el año 2019 es electoral.

En rojo los organismos por debajo del promedio de 32,77%. El Poder Ejecutivo ocupa el cuarto lugar de las variaciones de Egresos, el 32,98%. Nos interesa particularmente analizar tres grande rubros, seguridad, salud y educación.

Egresos en seguridad, salud y educación

Nótese en cuadro anterior que el Poder Ejecutivo incrementa su presupuesto 2019 un 32,98% respecto del año anterior (cuadro III). Ese porcentaje es muy superior a la variación de Educación, 24,82%, Seguridad (ministerio más policía del Chaco) 23,91% y Salud, 30,80%, que se encuentran incluidos en el presupuesto del Poder Ejecutivo.

“Naturalmente” los 3 Ministerios (más la policía) pierden representación en el presupuesto provincial, siendo la pérdida más gravosa la de Educación que reduce su participación del 30,17% en 2018 al 28,37% en 2019. Los tres servicios públicos/derechos sociales representaban en el presupuesto 2018 el 46,09% de las Erogaciones y reducen su participación al 43,76%, la pérdida de esa representación implica 9.325 millones de pesos.

Pagando la deuda

Un solo dato agregaremos para completar el negro paisaje: el crecimiento de las obligaciones de deuda pública.

En el presupuesto 2018 alcanzaban los 2.663 millones de pesos. En el presupuesto 2019 superan los 6.095 millones de pesos, es decir un incremento de más del 128%, cuando la máxima variación presupuestaria en Erogaciones es la del Poder Legislativo -63%- (Cuadro III).

(Destacamos aquí la particular falta de coherencia en la elaboración del presupuesto dado que la información de cuadros anexos se contradice)

El ajuste del ajuste

Notoriamente la Provincia del Chaco ha vuelto a ingresar en una fase negativa para su economía.

Los condicionamientos y la falta de decisión política sepultan cualquier posibilidad de encarar políticas de protección social o que activen la economía para romper determinadas lógicas que se imponen en la realidad: abandono del sistema educativo, desprotección de las mujeres frente a la creciente violencia social, caída brutal de la salud pública, deterioro salarial de trabajadores y trabajadoras.

La restricción de ingresos y alta dependencia del Gobierno Nacional ha presionado sobre el endeudamiento, eso obliga a generar recursos a ese cumplimiento y ajustar gastos. Esos gastos son precisamente los más sensibles a la situación socio-económica, lo que profundiza la dependencia del gobierno nacional y más endeudamiento, dato éste último que se corrobora al incluir en pago de servicios de deuda en el año 2019 el equivalente al 89% de toda la deuda pública al 31/12/2015.

 

Compartir