La intendenta de Barranqueras, imputada por presunta contaminación ambiental y de aguas subterráneas

La intendenta de Barranqueras, Alicia Azula, fue citada para el jueves de la semana que viene donde deberá prestar declaración como imputada en la causa por presunta contaminación de Recursos Naturales. El expediente está en el Juzgado de Faltas de esa localidad, a cargo de Sandra Saidman y se originó por una denuncia de Sameep contra la Municipalidad portuaria por la existencia de un basural a cielo abierto a 2000 metros de la nueva toma de agua cruda del Río Paraná.

Alicia Azula quedó imputada por la presunta contaminación de recursos naturales. Es por el basural a cielo abierto que está ubicado en avenida San Martín al 5500.

La jueza de Faltas de Barranqueras, Sandra Saidman, citó para el jueves de la semana próxima a la intendenta de Barranqueras, Alicia Azula para que preste declaración en calidad de imputada por la presunta contaminación de recursos naturales.

Es por una causa originada por una denuncia de Sameep contra la Municipalidad de Barranqueras debido a la existencia de un basural a cielo abierto ubicado a 2 kilómetros de la nueva toma de agua cruda del Río Paraná.

Según pudo saber CHACO DIA POR DIA, la imputación contra la intendenta radical es por la falta dispuesta en el artículo 102, inciso “a” del Código de Faltas Provincial. El mismo establece que será sancionado con arresto de hasta 60 días o multa equivalente en efectivo de hasta diez remuneraciones mensuales, mínima, vital y móvil a quien “vertiere o emitiere cualquier tipo de residuo sólido, liquido o gaseoso que pueda degradar o contaminar los recursos naturales, en especial los hídricos, o al medio ambiente, causando daño o poniendo en peligro la salud humana, la flora o la fauna”.

Cabe recordar que en octubre, la jueza Saidman dispuso la inmediata limpieza, saneamiento ambiental y desinfección de este basural. Las acciones, según la resolución judicial, debían finalizar el 10 de noviembre. Sin embargo, hasta la fecha no concluyeron. De todos modos, actualmente los empleados municipales continúan trabajando en el predio intentando remediar la situación.

La denuncia

La denuncia presentada en febrero de este año por Sameep ante la Subsecretaría de Ambiente y luego en mayo al Juzgado de Faltas de Barranqueras alertó sobre la existencia de un basural a cielo abierto ubicado sobre avenida San Martín al 5.500, a 400 metros de la Ruta Nacional 16 y a 2000 metros de la toma de agua cruda del río Paraná.

En el escrito, la empresa de aguas provincial señalaba que los basurales deben ser regulados y controlados debido a que suelen ser focos de muchas enfermedades; contaminan el suelo y el aire.

“En nuestro país la población general no presenta cultura de interés en el destino de los residuos y tampoco en los mecanismos de disposición final, salvo que ellos representen una amenaza para la salud de las poblaciones circundantes. En este caso particular, la situación cobra aún mayor relevancia porque el predio de depósito se halla ubicado cerca de la zona de toma de agua que posteriormente es sometida a tratamiento de potabilización”, indicaron desde Sameep.

“La falta de impermeabilización del suelo en basurales hace que los componentes de residuos orgánicos fermentables (hojas, ramas, restos de alimentos, etc.) se degraden –ya sea en sus propios líquidos o en el agua de lluvia que toma contacto con ellos-, para luego filtrarse en las napas arrastrando los contaminantes que terminan impactando en los cuerpos de agua”, afirmaron, al tiempo que reconocieron que actualmente “no se cuenta con tecnología capaz de medir o prever las consecuencias” que esta contaminación produce en la composición del agua.

Además subrayaron que el basural se encuentra ubicado en un sitio RAMSAR “es decir que constituye un humedal de importancia internacional para la conservación de la diversidad biológica”.

 

Compartir