Ricardo Zorzón: “La paritaria acordada pone en riesgo la continuidad de muchas empresas”

En una revista interna de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), su presidente, sostuvo que el reciente acuerdo firmado por la Cámara Argentina de Comercio y la CAME con el gremio de los trabajadores del sector, "pone en riesgo la continuidad de muchas empresas"; y apunta que el acuerdo negociado y rubricado "de manera inconsulta, no tiene en cuenta la crítica situación del supermercadismo PyME nacional".

Ricardo Zorzón, empresario supermercadista.

“Resulta incomprensible que, en una situación tan grave como la actual, presten su conformidad – de manera inconsulta – a acuerdos que sus asociados no podrán cumplir sin poner en serio peligro la subsistencia de sus empresas”, aseguró Ricardo Zorzón.

Así, el empresario chaqueño hizo alusión directa a CAME y CAC y tuvo un párrafo para el poder político. “El Gobierno nacional, los gobiernos provinciales y municipales y los representantes de los trabajadores, deben tomar nota de manera urgente del peligro que está corriendo el sistema productivo nacional y las empresas que
componen”, detalló.

En este contexto, un comunicado de CAS y FASA destaca que “es innegable que el poder adquisitivo de la población está notablemente disminuido, lo sabemos bien porque lo sufren nuestros comercios asociados todos los días, a través de las grandes caídas que experimentan las ventas de productos, incluso los básicos de la canasta alimentaria”.

Las entidades supermercadistas pymes señalan que no desconocen “la necesidad de recomponer el salario real”, pero proponen formas alternativas de lograrlo, que no tengan impacto en los números de las firmas.

“Reclamamos enfáticamente que se analicen otras formas de alcanzar ese objetivo, por ejemplo, aplicando una rebaja de impuestos que debería ir acompañada de una acción decidida y
efectiva para combatir la evasión fiscal, laboral y previsional”, indicaron.

Lo que dice CAME
Fuentes de Cámara Argentina de la Mediana Empresa, afirman que en la paritaria acordada en marzo “ya estaba establecida esta revisión, no teníamos margen, pero nadie se imaginó que la inflación iba a llegar a estos niveles”.

“Nosotros no firmamos que el bono es obligatorio”, sino que “hacemos caso al decreto, que dice que habrá tratamiento diferenciado para pymes”, agregaron.

CAME y la CAC rubricaron con Armando Cavalieri, titular del gremio de los empleados de Comercio un 20% extra de salarios – que incluye tres pagos a cumplir entre enero y marzo del año próximo (7%, 7% y 6%) – más el bono de $5.000. Ahora, los supermercados, en rojo, se levantaron en armas y los del interior denuncian “un acuerdo inconsulto”.

Otras entidades
También la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), sigue analizando el documento para saber cómo se llegó a un acuerdo de este estilo a sabiendas de la crisis sectorial. No son pocos los que sospechan de la mano de Armando Cavalieri, el jefe del gremio mercantil, de fluido vínculo con las cámaras y en especial con CAME.

“Esto nos pone en una situación extremadamente grave y, además, puede tener consecuencias negativas para empresas y trabajadores. En la situación de crisis en la que está el sector, todas las compañías están con números en rojo”, consideró Juan Vasco
Martínez, director ejecutivo de ASU, en declaraciones al diario El Cronista. Lo mismo creen los mayoristas de la cámara CADAM.

Mientras que el titular de la cámara alimenticia COPAL, Daniel Funes de Rioja, se sorprendió con el acuerdo. Abogado y vice de la UIA, Funes es uno de los CEOs con más diálogo con el Gobierno nacional y de aquellos que intentan bajarle la tensión a la discusión salarial en un contexto de inflación descontrolada.