Detectan irregularidades administrativas en la construcción del Hospital de Tirol, que lleva casi tres años de demora

Así lo consideró la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA). El órgano de contralor indicó que las obras se licitaron sin contar con el crédito presupuestario ni la financiación legalmente prevista. El hospital de Tirol tendría que haberse concluido en abril de 2016. Sin embargo, casi tres años después, las obras no llegan ni al 40% de su ejecución.

La construcción del Hospital de Tirol lleva casi tres años de demora. Actualmente, tiene un avance de obra de menos del 40%. (Las imágenes fueron registradas esta semana). Fotos: Lorena Gomez Vallejos

La Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) dictaminó que existen “irregularidades del procedimiento administrativo” en las obras del Hospital Puerto Tirol – 1 y Hospital Puerto Tirol 2 Etapa. Desde el organismo de contralor indicaron que estas obras se licitaron sin contar con el crédito presupuestario ni la financiación legalmente prevista.

Desde la FIA explicaron además que se hicieron pagos sin contar con los instrumentos legales pertinentes para la imputación de las erogaciones a las partidas presupuestarias provinciales. Finalmente, se solicitó al Ministerio de Infraestructura que tome las medidas pertinentes a los fines de reanudar la ejecución y asegurar la conclusión de las obras las cuales tendrían que haber concluido en abril de 2016. Sin embargo, casi tres años después, las mismas no llegan ni al 40% de su ejecución.

La resolución 2297/18 tiene fecha el 28 de septiembre pasado y lleva la firma del fiscal General provisorio, Gustavo Leguizamón. Esta investigación la inició de oficio el fiscal adjunto, Dugaldo Ferreyra, quien presentó una nota periodística en la cual la diputada radical, Irene Dumrauf denunció la paralización de la obra del Hospital de Tirol, al tiempo que tildó al nosocomio como “hospital de cartón”. Posteriormente la investigación fue derivada a la otra fiscal adjunta, Margarita Beveraggi.

En su dictamen, la fiscal Beveraggi explicó que la construcción del hospital de Tirol se llevó a cabo mediante la gestión de dos obras denominadas “Hospital Tirol 1° Etapa” y “2° Etapa”. Para la primera obra, se utilizó el procedimiento de licitación privada 15/15, resultando adjudicataria la empresa BASA SRL, por un monto de 11,4 millones de pesos. La contratación se celebró el 14 de julio de 2015, con un plazo de ejecución de ocho meses. El terreno fue entregado el 20 de agosto de ese año.

En cuanto a la obra “Hospital de Tirol – 2° Etapa” recuerda que se efectuó la licitación privada N°16/15, resultando adjudicataria de la misma VMF SRL, por un monto de 11,4 millones de pesos. Se estableció la ejecución de los trabajos por el sistema de ajuste alzado y el plazo de 8 meses calendarios para la ejecución.

Etapas

La fiscal aclara en este marco que “si bien los hechos denunciados no aluden a irregularidades en la modalidad seleccionada para la contratación seguida por la adjudicación de las obras, se observa que las mismas se adjudicaron por el procedimiento de ‘licitación privada’ y se individualizaron como Etapa I y II, ejecutándose en forma simultánea, en idéntico predio, con objeto, montos y plazos de ejecución muy similares por lo que podría haber correspondido realizar una licitación pública de una única obra, sin etapas”.

Además, Beveraggi remarcó que “en una primera instancia se previó el financiamiento de las obras con fondos provenientes de la Subsecretaría de Obras Públicas del Ministerio de Planificación Federal de la Nación (…) no existiendo convenio alguno celebrado con dicha dependencia que justificara la previsión del financiamiento efectuado”.

En esta línea, añade que “al no contar con fondos (nacionales), las obras fueron financiadas totalmente con fondos provinciales, iniciándose las mismas con el presupuesto 2015, sin contar para ellos con la previsión presupuestaria correspondiente”.

“En consecuencia, se efectuaron pagos sin contar con el instrumento legal adecuado en lo que respecta a la fuente de financiamiento e imputación ya que las erogaciones fueron imputadas al Fondo Federal Solidario y al Ministerio de Infraestructura provincial mientras que las resoluciones de adjudicación de las obras y las contratas establecían que las erogaciones se imputarían a las partidas provenientes de la Subsecretaría de Obras Públicas de la Nación”, subrayó.

Ante esto, el ministerio de Infraestructura respondió a la Fiscalía recordando que en 2017 se realizaron adendas a las contratas en lo referente a la previsión presupuestaria imputando, ahora sí, las partidas correspondientes al Ministerio de Infraestructura provincial. El fundamento esgrimido fue un “error involuntario”.

Paralizada

Por otra parte, en lo que respecta a la paralización de las obras, “a principios de 2016 se efectuó el acta de paralización dos meses antes y el Ministerio de Infraestructura provincial no instrumentó medidas para dar continuidad y finalizar las obras, hasta tanto los contratistas BASA SRL y VMF SRL solicitaron la renegociación contractual en el mes de enero de 2017, 11 meses después de la paralización de las obras”.

Siguiendo con el derrotero administrativo, en marzo de ese año se renegoció el contrato de las obras, tanto de la primera como de la segunda etapa, dado el “inusitado y generalizado aumento de precios y con el objeto de garantizar la continuidad”.

Así, la resolución 496/17 estableció para la obra “Hospital Tirol – 1° etapa” el monto contractual readecuado de 22,3 millones de pesos, ascendiendo el saldo a ejecutar por un monto de 19,2 millones de pesos.

En tanto que para la obra “2° Etapa” el monto contractual readecuado fue de 23,4 millones de pesos, ascendiendo a un saldo de la obra a ejecutar por 20,2 millones de pesos.  En ambos casos se estableció un plazo de seis meses de ejecución.

Tras esta “readecuación”, se continuó con la ejecución de la obra, la cual, según informes del Ministerio de Infraestructura, alcanzó en diciembre de 2017 un avance del 32% (en el caso de la 1° Etapa) y del 37% (en el caso de la 2° Etapa). Sin embargo, una comitiva de la FIA se constituyó en agosto de este año hasta el lugar y constató que las obras estaban nuevamente paralizadas desde aproximadamente mayo de 2018.

“Que en consecuencia, habiendo contado con un plazo de ejecución original de ocho meses para cada una de las obras, a tres años de su inicio no se acredita la finalización del hospital. Además, el nuevo plazo de obra establecido (con la readecuación de precios) ya estaría vencido”, destacó la fiscal.

Finalmente, en relación al término “hospital de cartón” utilizado por la diputada Dumrauf, la investigación de la FIA arrojó que esta obra fue realizada mediante el sistema constructivo no tradicional denominado “CASSAFORMA”, respecto al cual se expidió la Auditoría General calificándolo como “un sistema rápido y eficaz” que cuenta con certificados de aptitud técnica.

“Sin perjuicio de lo cual, dado el tiempo de ejecución de obra transcurrido, resulta pertinente la adopción de medidas técnicas para la consideración del material utilizado en esa fecha”, indicó Beveraggi.

Compartir