Pilatti Vergara: compensar a las gasíferas es “servil”, “descaradamente elitista” y “cipayo”

“El avance del gobierno como estrategia de negociación ha sido claro, primero carga directamente contra los usuarios para compensar a las empresas, ahora -más que un paso atrás- da un paso al costado, estableciendo que el 50% de la compensación estará a cargo del estado nacional, o lo que es lo mismo, de todos los argentinos”, aseguró la senadora chaqueña que integra el bloque del FpV-PJ.

Pilatti Vergara: “El regreso al Fondo Monetario es un fracaso anunciado”

Compartimos la nota de opinión difundida por la senadora chaqueña:

Seremos todos los ciudadanos argentinos, ya no como usuarios, sino como contribuyentes, los que compensaremos a las empresas distribuidoras y generadoras de gas, que en 2017 tuvieron ganancias que van entre los 500 y 800 millones de pesos por los incrementos cuasi constantes del cuadro tarifario de los servicios públicos.

Es realmente patético que la Alianza Cambiemos no tenga siquiera coherencia ideológica, ya que desviar recursos nacionales para garantizar umbrales de rentabilidad a los ojos de los capitales foráneos, jamás puede ser considerado un abordaje “liberal”: solo puede ser definido como “servil”, descaradamente elitista y cipayo.

Sin embargo, este modus operandi ya lo hemos visto en distintas cuestiones que fueron temas centrales de discusión durante los últimos años, fondos buitres, reforma previsional y blanqueo, reforma laboral, todas las iniciativas parlamentarias “ómnibus” en las que lo primero que ponen en la mesa, no es lo que buscan: es lo que entregan, haciendo y deshaciendo para garantizar lo que realmente quieren y no negocian.

Desde nuestro espacio político, queremos dejar algo en claro: las políticas espantosas del gobierno de Macri, la “mala praxis” –eufemismo de algunos medios de comunicación- o los horrores económicos y políticos cometidos, sin duda alguna afectan en la rentabilidad proyectada de las empresas y sus planes de inversión, de la misma forma que le “desordenan la vida” a la gente. De ahí a engrosar sus utilidades y dividendos con fondos públicos “de emergencia” hay un abismo que no podemos cruzar.

Este tema del gas es el fiel reflejo de algo más importante: los grandes beneficiarios de la gestión Cambiemos son los grupos económicos más grandes, las empresas más poderosas, y los especuladores financieros. Ni la clase media, ni mucho menos lo sectores mas vulnerables de nuestra sociedad podrán obtener provecho alguno de todas estas medidas. Por eso todos los dirigentes que intentamos representar al pueblo, nos oponemos fervorosamente estas medidas en claro detrimento de las clases populares a las que les gatillan todos los días aumentos, políticas de hambre, miseria y exclusión.

La deuda, los saldos, los daños colaterales se cubren sobre el lomo del pueblo, las ganancias, las mieles, los intereses se los lleva el gobierno y sus socios/secuaces, los especuladores de la administración Macrista que compran dólar futuro, que devalúan a su antojo, que tejen desde el Estado los beneficios para sus empresas y que ahora con la velocidad con que se propaga su fiebre amarilla deciden seguir estatizando deuda privada.

Ya lo dijo Perón citando al griego Demóstenes: “No es posible adquirir por medio de la injusticia, el perjurio y la mentira un poder duradero. Podrá una potencia resistir por una vez y durante algún tiempo e, incluso si viene el caso, gozar de un gran florecimiento de esperanzas, pero al cabo se descubre su debilidad y se marchita por sí sola”.

Compartir