Presupuesto 2019: Salta acordó con Nación eliminar las exenciones para el pago de Ganancias

Juan Manuel Urtubey se convirtió ayer en el primer gobernador peronista en firmar la addenda al Pacto Fiscal, por el cual habilita a las provincias a subir el impuesto a sellos y elimina las exenciones para el pago de Ganancias. Mientras el Gobierno nacional rechaza subir los Ingresos Brutos. Todo esto, pasará por el Congreso Nacional, por supuesto.

Juan Manuel Urtubey y Rogelio Frigerio.

En el marco de las negociaciones entre la Casa Rosada y la gobernaciones, el mandatario salteño – junto a Rogelio Frigerio – rubricó el documento de 5 páginas que, en el capítulo “Compromisos Comunes”, elimina la exención del impuesto a las Ganancias para las administraciones nacionales, provinciales y municipales.

Además de abrir la posibilidad de que el peronismo impulse en el Congreso un proyecto de ley para subir del 0,25% al 0,75% la alícuota de Bienes Personales que tributa la tenencia de inmuebles y depósitos declarados en el exterior, señaló ambito.com.

El sitio digital porteño destaca la eliminación de exenciones del Impuesto a las Ganancias a funcionarios y dependencias nacionales, provinciales y municipales, actúa como un mensaje político para la nueva presidencia de la Corte Suprema a cargo de Horacio Rosenkrantz con el objetivo de que también el Poder Judicial de la Nación derogue la acordada que excluye a los funcionarios de la Justicia del pago de Ganancias.
Para presionar al máximo tribunal, también quedan excluidos de la exención de tributar ganancias las cooperativas y mutuales de ahorro, de crédito y financieras.

Uno de los principales puntos que generaron conflicto con los gobernadores del PJ, a la hora de redactar la addenda, fue el pedido de los mandatarios a Mauricio Macri para eliminar el cronograma a la baja del cobro de Ingresos Brutos. La Casa Rosada no cedió a ese reclamo, “y mantendrá la reducción de la alícuota de ese gravamen como señal a los sectores privados y productivos para aliviar la carga fiscal”.

En cuanto la suba del impuesto a los Bienes Personales para bienes en el exterior, ese apartado generó fisuras internas en Cambiemos. El Presidente considera una “mala señal” y rechaza esa modificación que finalmente, y a pedido del peronismo, se incluyó en el “waiver” fiscal. Pero en el interbloque del oficialismo en Diputados hay un sector que apoya el reclamo de subirle los impuestos a quienes blanquearon bienes o depósitos fuera del país.

El documento, redactado casi con un bisturí político, contiene premios y castigos para los gobernadores peronistas. Una de las principales concesiones de la casa Rosada, además de ampliar la base de aplicación del impuesto a las Ganancias y de abrir el debate para bienes personales en el exterior, es la eliminación de tope para el cobro en las provincias del impuesto a los Sellos.

Los gobernadores le plantearon el martes a Macri en Casa Rosada que estaban dispuestos a ser socios en el ajuste pero que necesitaban oxígenos para incrementar los ingresos en sus jurisdicciones. A partir de ese pedido, el Ejecutivo fulminó el cronograma de reducción de Sellos que había suscripto con las provincias en el Consenso Fiscal firmado en noviembre de 2017.

En el Poder Ejecutivo Nacional consideran que, más allá del rechazo explícito de Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Carlos Verna (La Pampa), la addenda al Consenso Fiscal será firmado por unos 15 gobernadores peronistas y por los 5 de Cambiemos. Luego cada Legislatura provincial, y el Congreso de la Nación, deberán ratificar por ley el nuevo compromiso fiscal asumido por las partes.

Urtubey se convirtió así ayer en el primer peronista “dialoguista” en firmar el “waiver” fiscal. En las próximas semanas se sumarán Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Uñac (San Juan), y Gustavo Bordet (Entre Ríos), entre otros. El próximo martes podría ser el turno de Río Negro hasta donde viajará Rogelio Frigerio para reunirse con Alberto Weretilneck.

La addenda fiscal ingresará al Congreso a través del Senado y no será la única batalla legislativa que librará Cambiemos junto al Presupuesto 2019. La actualización por inflación del Fondo del Conurbano que dotará al gobierno de María Eugenia Vidal de 19 mil millones de pesos el próximo año disparó la furia de los gobernadores radicales Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes). El conflcito, inevitablemente, se trasladará puertas adentro al interbloque que comanda el cordobés radical Mario Negri.

Compartir