Intervención en Villa Río Bermejito: con dos tercios de votos, diputados aprobaron el veto parcial del Ejecutivo

El Parlamento chaqueño aprobó este miércoles el veto parcial a la ley que sancionó la semana pasada, por 17 votos positivos, 13 votos negativos y una abstención. Hubo fuertes posiciones políticas durante el debate que se extendió por un par de horas en el Recinto legislativo.

La votación a mano alzada, acompañando el veto parcial del Ejecutivo a la ley 2889-B. Foto gentileza: Silvio Prette.

El veto parcial del Ejecutivo, a la ley 2889-B, sancionada la semana pasada, fue aprobado este miércoles con la mayoría de votos que requería la anulación, por parte del gobernador Domingo Peppo, del artículo 3 de la reglamentación que facultaba al Poder Legislativo, en base a leyes vigentes, a designar el Comisionado Interventor para la localidad de Villa Río Bermejito.

Tal como lo había impulsado la semana pasada, el sector de la UCR del interbloque Cambiemos, se mantuvo en la misma postura y rechazó la decisión del Ejecutivo, que además ya designó a Rubén Guillón como interventor en la localidad, y sumó 12 votos además del de Aurelio Díaz del Partido Obrero que enfrentó varias dudas y terminó por rechazarlo. En este caso, el radicalismo defendió la potestad del Parlamento y la no injerencia del resto de los Poderes del Estado para designar interventor.

La abstención fue del diputado del Frente Grande, Daniel Trabalón, quien se había plantado ya la semana anterior contra el proceso de intervención que se presentó en esa jornada algo virulento y sin mucho aviso previo.

En el bloque del oficialismo, sí hubo en cambio una explicación lógica de los siete legisladores que impulsaron un proyecto similar al de Cambiemos que también legitimaba al Parlamento chaqueño por sobre el Ejecutivo en esto de la designación de la figura del interventor. El resto había elaborado una iniciativa, y la había defendido hasta la hora de la votación, para que sí sea el Ejecutivo el que designe, aunque no le alcanzaron los votos entonces.

Entre los siete que explicaron su “cambio” de postura, de una sesión a otra, los argumentos de la titular del Parlamento estuvieron entre los de peso político, incluso aclaró que “no hubo intención de conducir el Gobierno de la Provincia, ni de faltarle el respeto al señor gobernador” sino de llevar una solución a una localidad en pleno conflicto social por esos días.  Mientras que otros optaron por explicar que la situación de acefalía institucional en la que quedaba el Municipio del interior no dejaba mayores alternativas al Ejecutivo que obrar de la manera en la que lo hizo, designando interventor, y vetar parcialmente la ley aprobada para corregir el yerro.

Los votos del oficialismo, ahora sí en bloque, sumaron 16 y fue Luis Obeid, del PRO- Cambiemos, quien también avaló el veto parcial del Ejecutivo que requería de los dos tercios del acompañamiento entre los diputados presentes.

Las posturas en el Recinto

Fue el jefe de la bancada oficialista, Hugo Ságer, quien llevó el tema al Recinto, “el veto al artículo 3 de la ley sancionada en la sesión anterior”. Reconoció que hubo “mucho debate” la semana anterior “respecto de la situación de grave crisis institucional en Villa Río Bermejito” y explicó que “la diferencia que nos propone tratar el gobernador Domingo Peppo tiene que ver con la potestad que le cabe como gobernador”. Lo dijo siendo uno de los firmantes de aquel proyecto que defendió la postura sobre que sea el mandatario provincial quien designe y adelantó: “Este bloque va a avanzar en la aceptación al veto parcial”.

Así también lo hizo Luis Obeid, como postura personal y en nombre del bloque PRO Chaco.  “El miércoles pasado tuvimos momentos de claridad legislativa. Coincidimos todos en la necesidad de la intervención y luego venía la designación con el artículo 3. En mi caso personal, y del bloque PRO Chaco, siguiendo el camino jurídico y constitucional, también me pronuncio a favor del veto y la designación del Guillón”, manifestó.

La lectura en el interbloque Cambiemos fue otra. Para el jefe de bancada, Carim Peche, “el Ejecutivo impone al legislador el dictado de una ley”. Defendió que en la sesión anterior presentaron “un proyecto de ley fundamentado”, del que hizo un repaso al igual que refrescó la posición de los justicialistas que ingresaron una iniciativa similar.

“Esto es un acto político que lo diferencia de la ley. Es una atribución extraordinaria del legislativo y surge de la voluntad de los constituyentes originarios. No puede intervenir tampoco el Poder Judicial y menos el Ejecutivo con un veto total o parcial. Esto es un propio desconocimiento de la institucionalidad, constitucionalidad”, aseveró.

Explicó que, en razón de ello, “no hay intervención declarada y todos los actos del interventor son nulos y de nulidad absoluta”. Reiteró que el gobernador Peppo “nombró al interventor sin una ley. Si violar la Constitución es una cuestión formal tenemos mucha diferencia. Si era tan urgente por qué no mandó una ley antes”, cuestionó y arremetió contra esos siete: “Quisiera ver qué hacen esos legisladores que en la sesión pasada mantuvieron otra postura”.

Desde el bloque Ne-Par (FCHMM), Juan José Bergia aceptó los dichos de su par preopinante, “es discutible”, dijo, pero refutó: “La comunidad ameritaba una decisión en forma rápida así que lo hizo (por la designación de Guillón). Y, asimismo, respondió a otra provocación: “Doy fe que el intendente destituido Lorenzo Heffner participó como espacio aliado en Causa Reparadora, en el FCHMM y luego pasó a Cambiemos”, dijo Bergia y criticó que se “enrostre a los demás y no se mire hacia adentro”.

Por el Partido Obrero, Aurelio Díaz, sostuvo: “Nuestra posición era el rechazo total a la intervención” y recordó que debió ausentarse la semana anterior pero que se debía llamar a una gran asamblea en Bermejito y que sea la propia comunidad”. Luego exclamó que rechazaba “la ley completa” y se quejó porque el Ejecutivo “designó a uno del mismo palo”.

Le continuó el justicialista, Juan Manuel Pedrini, quien mantuvo su postura de la semana anterior y pidió que se acompañe “el veto del gobernador” por ser “quien tiene la facultad de designar al comisionado interventor. En ningún lado de la Constitución esta que la Cámara puede designar a un Comisionado Interventor en un municipio”, respaldó y al igual que lo había argumentado una semana atrás, recordó que “para Las Palmas, La Clotilde y Fontana esta Legislatura sancionaba la intervención y luego el Ejecutivo por decreto designaba a quien iba a estar al frente de la Comuna. En este caso debería haber sido la misma situación.

Si la ley no discrimina, por qué vamos a hacerlo nosotros. Y si hacemos un paralelismo en las intervenciones federales es el presidente de la República el que designa, luego de una ley del Parlamento”. “El Parlamento decide la intervención y el gobernador designa. La decisión es acertada y deberíamos aceptar el veto”, instó.

Desde la UCR- Cambiemos, Livio Gutiérrez habló de cuatro limbos: el judicial, el legal, el del interventor y el del propio Heffner. “Esta cámara no estaba en el limbo. El miércoles pasado fuimos a sacar a esa Municipalidad de un limbo”, aseguró el legislador, quien luego de desarrollar cada una de sus teorías ratificó lo dicho por Peche: “Nosotros vamos a rechazar al veto por una cuestión constitucional y de jurisprudencia. Y de lo político, que quede claro quién es quién en esta provincia.

Su par de bloque, Roy Nikisch, aseguró que “la gravedad institucional pasa por el desfalco y robo a mano a armada a una Municipalidad y hoy estamos discutiendo quién es Heffner, si es peronista o radical. Los ladrones son ladrones, no tienen partido. El legislador puede estar molesto por el adelantamiento. Tendrían que haber llamado a una extraordinaria y ponerse de acuerdo en el oficialismo quien era el interventor. Soy municipalista a ultranza y aun así voté la intervención”, aseguró. Con la misma firmeza cuestionó: “No es correcto que el gobernador haya ido en contra de la ley”. Respecto a Heffner, recordó que fue electo en 2007 por la Alianza Frente de Todos y luego se fue al FCHMM, reconociéndolo en la actualidad como de Cambiemos. Y en cuanto a la designación, dijo que “el gobernador fue presidente de Viviendas, hubiese sido mejor que fuera de otro partido el interventor”.

Obeid nuevamente intervino, pero esta vez puso la lupa en un problema de fondo: “Siento que estamos o estoy en una encerrona como lo del ministro (Fabián) Echezarreta y el desafuero o el juicio político. Acá en el centro de escena está la corrupción. Eso no me deja amparando cosas que no son constitucionales. Y me paro en tres artículos”, indicó.

Mientras, por el Frente Grande, Daniel Trabalón reiteró la posición de la semana anterior, cuando “se planteó la gravedad institucional de tomar la decisión de intervenir”.

Acompañamiento al veto

Posteriormente, uno de los primeros en revertir su posición, y dar sus argumentos, fue el justicialista Darío Bacileff Ivanoff, le continuaron el resto de los legisladores que admitieron un cambio. “Esta provincia necesita una constituyente”. Observó que “el fiscal habló de movimientos económicos obscenos”, en la localidad de Villa Río Bermejito. Que “la diputada (Andrea) Charole se acercó a la comunidad en medio de esa suerte de “pueblada”” y que “hubo una suma de buenas intenciones desde los distintos bloques”. “Yo tenía una posición el miércoles pasado que he cambiado. La semana pasada no iba a votar por una intervención. Hoy voy a acompañar la aceptación del veto.

Hoy, al estar detenidos, existe la acefalía. Y por una burocracia legislativa no puede detenerse”, fundamentó.

 

Pidió entonces la palabra, Élida Cuesta y afirmó: “Como presidenta del Poder Legislativo, en ningún momento tuvimos la intención de conducir el Gobierno de la provincia, ni de faltarle el respeto al señor gobernador”. Agradeció al bloque de Cambiemos “que no hayan hecho un uso político de esto” e indicó: “El día miércoles no fue un día fácil, menos para los peronistas. Me duele y quiero decirles a Trabalón y Díaz, ese día se votó con la mayoría absoluta de los diputados presentes. No hubo una sola voz en contra porque se fueron. Hacía días que veíamos lo que pasaba en Villa Ríos Bermejito y nadie se hacía cargo. Ese miércoles, desde horas tempranas conversamos con legisladores de hacer algo. Fuimos 7 los legisladores que estábamos de acuerdo en llevar adelante la intervención y la designación”.

El descargo de la diputada justicialista, continuó: “Los carteles decían “diputados hagan algo; intervengan”, por eso hicimos lo que hicimos. Después empezaron a aparecer otros proyectos y está bien, es el juego de la democracia. Pero ese día, el diputado Peche y Sánchez decían que la consulta la íbamos a hacer con los bloques e incluso con el gobernador. Siempre se habló de consensuar con el gobernador, con los bloques políticos”.

También recordó su postura frente a la situación del ministro de Infraestructura, Echezarreta: “Si mañana o pasado ocurre algo similar con otra institución voy a hacer los mismo que acá, lo mismo que con Echezarreta, porque yo no vine a defender corruptos, porque entran con alpargatas y salen en autos de alta gama y todos los conocemos. Es mi gobierno, lo voy a acompañar, pero no voy a amparar a corruptos”. Entonces, disparó: “Todos los que estamos en política somos investigados. También vienen por nosotros, también nos investigaron”.

Respecto de su postura, aseguró: “Yo también estoy en una encrucijada” y analizó: “No tenemos los votos para rechazar el veto y si no lo rechazamos lo tenemos que aceptar porque si no otra vez va a pagar la comunidad”.

En un tiro por elevación al Ejecutivo provincia, apuntó: “Hubiese sido tan fácil consensuar un nombre, un interventor, más teniendo en cuenta que era el “negrito” Guillón. Se trataba nomás de ser prolijos. Quiero pedirle perdón al bloque de Cambiemos, pero yo tengo que aceptar el veto por la localidad de Villa Río Bermejito”.

A la titular del Parlamento, le siguieron los cinco legisladores que votaron porque sea ese Poder el que designe interventor y no el Ejecutivo: Nadia García Amud, Rubén Aquino, Claudia Panzardi, Andrea Charole, Ricardo Sánchez y Susana Alonso; todos ellos argumentando su acompañamiento al veto.

Hasta que cerró Hugo Ságer quien celebró lo positivo del debate y advirtió que “cuando existe un bien superior por sobre la cuestión parcial que uno esgrime el análisis que debemos hacer debe estar sobre la realidad. Hoy Bermejito tienen una herramienta en manos del Ejecutivo. Además de compartir lo que dijeron creo que debemos apoyar. Privilegiemos el bien común de los sectores más vulnerables”.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir