Un policía mató a un joven de 18 años; investigan si fue en defensa propia

Un agente de la División Microtráfico de la Policía del Chaco mató de un disparo en la cabeza a un joven de 18 años quien aparentemente habría intentado robarle. El hecho ocurrió este jueves por la noche, en pasaje Franklin al 3100. El funcionario policial quedó detenido y fue relevado de su cargo hasta que se determine su situación legal.

Foto: ilustración

Benjamín Emanuel Fernández, de 18 años, murió de un disparo en la cabeza en la noche del jueves. El hecho ocurrió en pasaje Franklin al 3100, en Resistencia. El presunto responsable de la muerte del joven domiciliado en Barranqueras es un agente de policía que se habría defendido a los tiros cuando intentaron robarle, según su propia declaración. El uniformado quedó detenido y se secuestraron dos armas: una del acusado y otra que estaba en la escena del crimen.

De acuerdo a datos suministrados por el área de prensa de la Policía del Chaco, a las 21.30 del jueves, un llamado al 911 informó que había una persona lesionada en el pasaje Franklin al 3100. Al lugar llegaron uniformados de la Comisaría Quinta quienes advirtieron un cuerpo tirado en la calle y un policía de unos 30 años junto a él.

Ante la comisión policial, se presentó como agente de la División Microtráfico de la Policía del Chaco. Explicó que en el momento en que se encontraba circulando en su motocicleta por la zona fue abordado por varios sujetos en motos quienes intentaron robarle. De acuerdo con su relato, fue ahí que sacó su arma reglamentaria y disparó. Uno de esos tiros le dio en la cabeza a Benjamín Fernández. El resto de los delincuentes huyeron del lugar.

Además del arma reglamentaria del agente acusado, el personal del Gabinete Científico incautó otra pistola 9 mm que había en la escena del crimen.

Se dispuso la intervención del Órgano de Control Institucional y se iniciaron las actuaciones administrativas. El efectivo se encuentra detenido y separado de sus funciones. Se puso en conocimiento a la fiscalía de Derechos Humanos. La investigación quedó a cargo de la fiscal, Beatriz Irala.

Compartir