Naftas: “Las restricciones continuarán un tiempo por la bajante del río”

El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines del Chaco (CECACH), Oscar Gaona, en diálogo con RADIO CIUDAD, explicó las causas del normal aprovisionamiento del combustible; considerando al gasoil como el más demandado en el interior provincial.

Hay escasez de combustibles por la bajante del Paraná

“Esta situación tiene una parte real y física que es el nivel tan bajo del río Paraná, que ya no permite el ingreso de las barcazas con combustibles al riacho Barranqueras para proveer a las plantas de Shell e YPF en Puerto Vilelas. Algo que está ocurriendo desde hace 20 días”, soatuvo el dirigente empresario.

Admitiendo que, “pensábamos que sería una medida especulativa por la devaluación que tuvo el peso argentino ante el dólar este año, y que aún debe recuperar cierto retraso, pero no vimos – en los últimos días – anuncios de aumentos en las tarifas”.

Dificultades en toda la provincia
“La situación, tanto en el interior como en la capital, es muy complicada, y no se avizora la posibilidad de resolverse en los próximos días; porque tiene que llover en el sur de Brasil para que nuestro río crezca en su nivel”, dijo Gaona.

Sosteniendo que, “en el interior hay una demanda muy fuerte de gasoil por la siembra de granos. Y para ello se está recurriendo al abastecimiento de plantas ubicadas en San Lorenzo (Rosario-Sant Fe) o en la Provincia de Buenos Aires”.

Subrayando que esta provisión llega a través del transporte terrestre y complica mucho más los costos y la logística de la misma. “Cuando el barco no puede llegar, hay que hacerlo con camiones”, graficó Oscar Gaona.

A modo de ejemplo, también indicó que una barcaza transporta unos 5 millones de litros de combustible que se depositan en Puerto Vilelas y desde allí se distribuye por vía terrestre. “Un camión provee a tres estaciones de servicio en un día; pero, si tiene que traer el combustible desde las plantas del sur, se necesitan tres días para un camión y para una sola estación. Ésa es la ecuación”.

“Pero también, ése camión que llega se parece a uno ‘lechero’, porque comienza a entregar su carga por cupos acotados a varias estaciones de servicio; con lo cual tampoco abastece totalmente a una de ellas. Normalmente un camión aporta unos 35 o 30 mil litros a una estación, y ahora está dejando 10 o 15 mil, complicándose todo el aprovisionamiento; y, algunas, están recibiendo sólo 6 mil litros”, resaltó.

En cuanto a las recomendaciones que se podrían brindar al usuario, dijo que la actual coyuntura no será resuelta en pocos días; y por eso debe tratar de abastecerse de a poco en varias estaciones, no que lo haga todos los días, si debe hacer un viaje o realizar tareas de campo”.

Compartir