La UNNE no reinicia el segundo cuatrimestre: “Los docentes universitarios no llegan a fin de mes”

En el marco de la decisión del no inicio del segundo cuatrimestre por parte de los docentes universitarios, la secretaria general de CODIUNNE, Marisú Liwsky, aseguró que el salario de un docente universitario está por debajo de la línea de la pobreza y que, además, es más bajo que el de los docentes provinciales.

María Susana Liwsky, secretaria general de CODIUNNE

“Nuestros docentes universitarios no llegan a fin de mes, esa es la realidad”, afirmó la secretaria general del Consejo de Docentes e Investigadores de la UNNE, en los estudios de CIUDAD TV. En ese contexto, se refirió a la medida de fuerza votada por la gran mayoría de los docentes universitarios nucleados en la CONADU y en la CONADU Histórica de no iniciar el segundo cuatrimestre. Es en reclamo de un incremento salarial entre el 25 y el 30 por ciento más una cláusula de actualización y en rechazo a la propuesta del gobierno nacional de un aumento del 15 por ciento y en cuatro cuotas para los docentes universitarios. La suspensión de clases del segundo cuatrimestre comenzará el próximo 6 de agosto, tras el receso invernal.

“De acuerdo a la federación que nos nuclea y conforme al plebiscito que hemos llevado adelante la semana pasada, no comenzaríamos las clases si no tenemos una respuesta del Ministerio”, explicó Liwsky. En ese sentido, recordó que el Ministerio de Educación de la Nación ofreció un incremento salarial del 15 por ciento distribuido en 4 cuotas y que, a pesar de ser rechazado por ambas federaciones de docentes e investigadores, comenzó a abonarse de manera unilateral un 5 por ciento. No obstante, prefirió dejar abierta alguna posibilidad de que desde el Ministerio de Educación de Nación se revea la postura y se convoque a la paritaria nacional para evitar que se concrete una medida “tan radicalizada”.

Medida conjunta con ADIUNNE

 

La secretaria general de CODIUNNE valoró que la medida de fuerza fue decidida tanto por CONADU como por CONADU Histórica, las dos federaciones que nuclean a los docentes universitarios, y que en Chaco y Corrientes están representadas en CODIUNNE y en la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNNE (ADIUNNE), respectivamente.

Liwsky reconoció que durante el gobierno anterior también hubo inconvenientes y discusiones en el marco de la paritaria nacional pero que para este año la decisión del gobierno de Cambiemos fue dar por cerrada la paritaria nacional. “Hemos tenido hasta siete, ocho reuniones con el gobierno anterior, y en este caso la no convocatoria es llamativa. Y esa negación genera malestar, sobre todo a los docentes universitarios que no tienen un salario exorbitante, que no llega al mínimo vital y móvil”.

“Estamos tratando de recomponer el salario, no es un aumento, es una recomposición y empardar a la inflación”, explicó la secretaria general de CODIUNNE.

Liwsky reveló que, además de los fondos para salarios, también “se ha afectado el envío para obras públicas dentro de las universidades y para programas que se llevan adelante en las universidades públicas. Y no podemos aceptar un 15 por ciento de recomposición”.

Recordó, en ese sentido, que en 2017 se acordó una mejora del 25 por ciento más una cláusula de revisión que, al menos, pretenden reeditar en 2018.

Compartir