El Día Nacional de los Monumentos se conmemorará en el Durmitor, de Campo Largo

El Instituto de Cultura conmemorará el Día Nacional de los Monumentos en el Durmitor, ubicado en Campo Largo. La celebración se llevará a cabo el sábado 12 y el domingo 13 de mayo, con una serie de actividades que tienen como fin poner en valor el patrimonio tangible e intangible. Las actividades serán gratuitas.

Se trata de una iniciativa llevada adelante por la Dirección de Patrimonio a través del Departamento de Patrimonio Material del Instituto de Cultura del Chaco, con el auspicio de la municipalidad de Campo Largo y la Asociación Yugoslava de Beneficencia Durmitor.

La programación iniciará el sábado 12, a las 16, con juegos para niños y proyección de películas a cargo del Cine Móvil del Departamento de Cine, Audiovisuales y Artes Digitales (DECAAD) del Instituto de Cultura. Luego, a las 18, se realizará el acto oficial con la presencia de autoridades provinciales y municipales, y quedarán inauguradas las muestras fotográficas. Como cierre de la jornada, las colectividades yugoeslava, ucraniana y checoeslovaca mostrarán números de danzas típicas, actuará la banda municipal de Corzuela, y cantarán Julieta Bejarano, Andrea y el Gringo Brzezñiaskiwicz.

Las actividades continuarán el domingo 13, con juegos y entretenimientos para niños desde las 16. Luego se presentarán los ballets de las colectividades búlgara, siria-libanesa y alemana, con la compañía musical del Gringo Capullo y Andrea.

Esta segunda edición del Día Nacional de los Monumentos es llevada adelante por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos del Ministerio de Cultura de la Nación, y se replicará en distintas partes del país. Participarán alrededor de 700 monumentos y edificios históricos de diversos puntos de Argentina.

Muestras de Fotografías

Durmitor, según pasan los años y Durmitor, una herencia de saberes son las dos muestras de fotografías que pondrán en valor el patrimonio material e inmaterial. Las mismas cuentan a través de imágenes la historia del edificio desde sus inicios hasta su reciente recuperación, y las costumbres de los inmigrantes pioneros que arribaron a la zona.

“El Durmitor fue elegido a nivel local por su simbolismo en la historia de la provincia. La intención es colocarlo en un lugar de privilegio durante la conmemoración y darlo a conocer en su contexto histórico y cultural en el corazón del sudoeste chaqueño”, explicaron desde la Dirección de Patrimonio del Instituto de Cultura del Chaco.

“En ese sentido no fue casual la elección ya que quisimos poner el centro de atención lejos de la capital, donde también existen importantes referentes patrimoniales y que merecen ser destacados”, agregaron.

El Durmitor fue declarado Patrimonio Cultural y Natural del Chaco. Es un edificio que se ubica en la zona rural de Campo Largo, en la Colonia La Montenegrina, a 30 km aproximadamente del centro urbano.

El edificio data de 1927 y alojó en sus inicios a la Sociedad de Beneficiencia Durmitor, en homenaje al pico más alto de la República de Montenegro. Funcionó asimismo como escuela, espacio de enseñanza del idioma serbio-croata-esloveno, centro de reuniones sociales, iglesia, espacio cultural con conciertos de música eslava y obras de teatro, entre otras actividades que concentraban a la comunidad y que eran protagonizadas por los propios inmigrantes europeos y sus descendientes.

El Durmitor conforma un hito en la expansión demográfica del Chaco hacia la región suroeste a inicios del siglo XX, que estaba ligada íntimamente al tendido de la red ferroviaria y el cultivo del algodón. La Colonia Montenegrina comenzó a concentrarse en la zona a partir de 1918 y se determinó en poco tiempo como una pujante comunidad.

El edificio representa en la memoria colectiva un símbolo de aquella pujanza y es recordado como un referente del trabajo y la cultura de la inmigración eslava. Actualmente, representa un vínculo entre las generaciones que valoriza no sólo el patrimonio tangible expresado por el espacio físico, sino el intangible manifiesto a través de todos los saberes e historias de los pioneros que se investigan y transmiten a través de distintas actividades.

Por un largo período, el edificio fue abandonado y sumido en el olvido. Mediante la declaratoria de Patrimonio Cultural y Natural de los chaqueños, se lo recuperó a través de refacciones que finalizaron en 2013.

El Durmitor se emplaza en una superficie total de 5 hectáreas, rodeado por un parque en vías de reforestación con árboles típicos del monte chaqueño. Aloja algunos acervos en el exterior que representan las costumbres agrícolas de los inmigrantes, mientras que en el interior se encuentran referencias a los pioneros fundantes de las comunidades cercanas, con fotos, mapas y bibliografía.

 

 

Compartir