Abogados expresaron disconformidad y proponen soluciones al sistema Posnet

La Federación de Colegios de Abogados del Chaco, integrada por las entidades de Resistencia, Sáenz Peña, Villa Ángela, Gral. San Martín y Castelli, expresaron su disconformidad y preocupación en virtud de la obligatoriedad del uso de medios electrónicos dispuesta por la AFIP, como formas de pagos impuesto a los profesionales del Derecho, ello de conformidad a la Ley 27.253 y Dto. 858/16.

Posnet para celulares. (Foto de archivo)

Al respecto, manifestaron que: “Consideramos errónea la decisión de AFIP incluir a los profesionales del Derecho y de otras profesiones, toda vez que los profesionales del derecho no prestan servicios de consumos masivos, y que si de pagos electrónicos refiere, para ello nuestra regulación de honorarios se realizan dentro de los expedientes judiciales por vía de transferencias bancarias, siendo ello una metodología electrónica pre-establecida, metodología ésta que, habitualmente, se aplica para cancelación de honorarios.

Hay que resaltar que el servicio que brindan los abogados es de orden particular, de carácter puntual e indeterminado en el fin específico; no tenemos una góndola en los estudios con paquetes a medida, como un producto de consumo masivo. Los honorarios son regulados a medida, puntualmente para cada caso concreto, lo cual de difícil determinación hasta tanto no exista sentencia firme que establezca el capital sobre el cual determinarlos.

Sin embargo, como interpretamos que la sociedad de los tiempos que vivimos no tolera críticas si las mismas no vienen unidas a potenciales soluciones, y teniendo presente del rol social que debe necesariamente cumplir el abogado, estamos analizando la posibilidad de sugerir a la AFIP la utilización alternativa de distintos medios de pago que podrían sustituir al establecido.

Es por ello que hemos tomado conocimiento de que existen diversos medios de pago electrónicos, como ser mercado pago, todopago, entre otros, siendo los mismos totalmente accesibles – por su costo – para cualquier profesional del derecho.

Dado que como máximo conlleva una inversión de trescientos pesos, que abonados en una única oportunidad, permitiría cobrar tanto débito como crédito, y en este último caso en cuotas con y sin intereses, dependiendo el banco con el que se opere.

Se trata de un implemento tecnológico que mide alrededor de 3 cms. x 3 cms., el cual va conectado al celular haciendo las veces de posnet, cumpliendo así con la exigencia pretendida por AFIP, más allá de que continuemos con el sistema de cobro y transferencias electrónicas dentro del poder Judicial. Aclaramos, a tener en cuenta, la AFIP exige tener medio de pago y/o cobro electrónico, no así el uso, salvo a requerimiento del cliente.

Desde la FECACh sólo buscamos acercar soluciones a los abogados; no alcanza con preocuparse, sino que hay que ocuparse de las problemáticas que van surgiendo proponiendo soluciones al respecto para sacar del apuro a nuestros asociados.

Entendemos que dicha normativa apunta a elevar el nivel de control y evitar mecanismos evasivos y que, para el caso de aquella gente que no tenga acceso a tarjetas, es para ello que disponemos de facturación electrónica como cualquier comercio para expedir la misma a quien abone con dinero; para que el mismo no quede en un grado de indefensión, garantizándole de esta forma, la defensa de sus derechos.

Por otro lado entendemos que hace a la seguridad personal no sólo de los clientes, sino también de los abogados; no teniendo que andar con dicho dinero por la vía pública ni en los estudios jurídicos, quedando dichos montos en el sistema electrónico sin tener que trasladarlo.

Vemos poco probable un desenlace vía judicial
Probablemente ya no se judicialice porque hay un tiempo para las acciones más pertinentes y ese tiempo ya pasó. Se podría haber presentado una acción constitucional de amparo, pero ese plazo ha pasado. Otra medida podría ser una acción declarativa de certeza, donde se presenten los profesionales a hacer un planteo genérico pidiendo que se saque del estado de incertidumbre y se aclare si los alcanza o no. Aunque creemos que ya es obligatorio.

Lo que estamos haciendo es solicitar prorrogas para a los efectos de ir incorporando en los abogados sistemas de cobro y pago electrónico. Tal como en su oportunidad ocurrió con las registradoras fiscales o la factura electrónica.

Hay que aclarar que al ser el billete peso moneda de uso legal, el mismo no sale de circulación en nuestra profesión como tampoco del sistema, es solo poner a disposición un sistema de cobro alternativo y complementario al papel. Por ejemplo; los supermercados están obligados a tener sistema de pago electrónico, pero ello no condiciona a que todas las operaciones así lo sean; ya que como todos sabemos, está en uno querer pagar con tarjeta o en efectivo y de las dos maneras esta aceptado por los comercios y la AFIP.

Estamos procurando tener un acercamiento con la Afip, con la idea es avanzar y explicar la posición de los profesionales, proponer prórrogas. Estamos en contra de la evasión, pero implementarlo de manera tan urgente ésta no es la manera, por ello es que consideramos se concedan prórrogas hasta tanto se pueda cumplimentar con ello sin tener que ser objeto de multas por no tener aún los abogados dicho sistema obligatorio a disposición de los clientes.

Así es que recordamos que desde el domingo 1º de abril todos tendrán que disponer de posnet para realizar cobranzas con tarjetas de débito y crédito. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) confirmó y advirtió que habrá multas que van desde los $300 a los $300.000 pesos para quienes incumplan con dicha normativa.

Compartir