Aguilar encabeza el pedido de senadores de fondos para escuelas de los planes quinquenales

Son los casi 650 millones de pesos que le piden desde diciembre pasado, al Gobierno Nacional, un ramillete de senadores para "declarar de Interés Histórico Nacional a los establecimientos educativos construidos en todo el territorio de la Nación en el Primer y Segundo Plan Quinquenal, entre 1946 y 1955".

Eduardo Aguilar, senador nacional.

Para ello, y con el senador peronista chaqueño Eduardo Aguilar al frente, los legisladores presentaron un proyecto de ley que crea “el ‘Programa Nacional de Puesta en Valor y Reacondicionamiento de Escuelas y Jardines de Infantes’ construidos en el período citado, considerado uno de los mayores esfuerzos y legados de inversión en infraestructura educativa realizados en la Argentina a lo largo de todo el siglo veinte”.

Según marca al iniciativa, el programa “preverá, como asignación por única vez y por establecimiento, un monto de $250.000 con destino a puesta en valor y reacondicionamiento” de escuelas y jardines a través de la “restauración edilicia de los establecimientos alcanzados y su puesta en valor -patrimonial, arquitectónico, cultural, histórico y social- para su óptimo aprovechamiento en las tareas educativas”.

“En aquellos años, más de 2,4 millones de chicos fueron beneficiados por las obras de los planes quinquenales en materia de construcción de establecimientos educativos. El acceso a un derecho tan fundamental como la educación fue ampliado gracias a esta inversión estatal. Previamente al peronismo, las 13.000 escuelas existentes – y 67.000 docentes – apenas alcanzaban para atender al 10% de la población educativa”, señalan los senadores peronistas y kirchneristas en los fundamentos del proyecto.

Los legisladores aseguran que “durante fines de la década del ’40 y primera mitad de los ’50 se construyeron unos 8.000 establecimientos educativos -estableciéndose por primera vez la bonificación salarial para los docentes que prestaran servicios en lugares inhóspitos- de acuerdo a crónicas históricas, de las cuales unas 2.000 eran escuelas primarias siguiendo a las mismas fuentes”, y que a través de ese mecanismo “se logró una masificación de la escolaridad que permitió descender del 15% a un 3% la tasa de analfabetismo hacia 1955”.

El ramillete PJ-K también agrega que “más allá del valor patrimonial, arquitectónico, cultural, histórico y social incalculable para la Nación (…) de los edificios escolares construidos durante el primer y segundo Plan Quinquenal, hay que destacar su calidad constructiva y los servicios que hasta hoy prestan al sistema educativo del país”, y que “el paso del tiempo no fue benevolente con muchas de estas edificaciones, presentado necesidades de mantenimiento, remodelación y reacondicionamiento lógicas que hay que solucionar para sostener las actividades educativas que en ellas se siguen desarrollando”.

Los senadores remarcan que el pedido se basa “luego de un exhaustivo trabajo de investigación sobre las escuelas construidas en ese período histórico”, con base en el Censo Nacional Educativo de 2011, y destacan: “Se trata de casi 2.600 establecimientos cuya construcción se ha identificado preponderantemente en el período 1946-1955. Se incluyen escuelas normales, técnicas, jardines de infantes, universidades, y otros institutos educativos. Considerando una inversión de $250.000 por establecimiento, el programa tendría un presupuesto de $650 millones”.

Aguilar fue acompañado para la presentación de la iniciativa por, entre otros, el ahora renovado “peronista” – exradical y exK – José Alperovich, y las senadoras cristinistas María de los Ángeles Sacnun y Anabel Fernández Sagasti.

VIAambito.com
Compartir