Macri recibió al policía que mató a un delincuente que apuñaló a turista en La Boca

El presidente Mauricio Macri recibió este jueves a Luis Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien baleó y mató a un delincuente que apuñaló diez veces a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca, y que fue procesado y embargado por 400.000 pesos por la Justicia.

Macri y Chocobar.

Según se informó oficialmente, el encuentro se desarrolló pasadas las 14.30 de este jueves en el despacho presidencial en la Casa Rosada.

Chocobar, de 30 años, fue procesado por “homicidio” y embargado en 400.000 pesos, en una resolución tomada por el juez Enrique Gustavo Velázquez, a cargo del Juzgado Nacional de Menores 1 de la Ciudad de Buenos Aires, quien entendió que el policía local de Avellaneda se había “excedido” en el uso de su legítima defensa.

Al salir de la reunión, el agente investigado agradeció a la sociedad en general y al Presidente por recibirlo. “Estoy muy agradecido con la atención que tuvo el Presidente conmigo porque en todo momento estuvo escuchando mis palabras, sabe que actué como todo policía tenía que actuar. Estoy muy feliz de que me haya recibido personalmente”, expresó.

En representación del Gobierno fue la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la que tomó la palabra y la defensa de Chocobar: “Nosotros desde el principio de nuestra gestión lo hemos dicho, vamos a cuidar a los que nos cuidan”.

“En este caso nosotros no consideramos que haya una legítima defensa porque legítima defensa es cuando hay alguien que se defiende, en este caso el agente Chocobar actuó en cumplimiento de su deber policial, frente a una situación en la que había una persona agredida. El actuó, dio la voz de alto, persiguió a los delincuentes para hacer cesar el delito con el objetivo de que ese delincuente no agreda o mate a otro”, explicó la funcionaria.

Sobre la causa que enfrenta el policía la ministra expresó: “lo vamos a ayudar en la defensa legal. Hemos tomado contacto (con la causa) para analizar los papeles y consideramos que el juez va a entender nuestro razonamiento. Vamos a poner abogados para que den un punto de vista alternativo a lo que dijo el juez”.

“Lo importante acá es que damos vuelta la realidad. Nosotros como Gobierno hemos dado vuelta lo que pasaba acá. Los victimarios parecían las víctimas y las víctimas los victimarios. En nuestro Gobierno hemos revertido esto, tanto al interior de la fuerza como hacia la sociedad y en este caso; por eso defendemos el accionar policial de Chocobar”, concluyó.

El hecho
Ocurrió el pasado 8 de diciembre por la mañana, cuando el turista norteamericano Frank Joseph Wolek, de 60 años, caminaba por la zona turística de La Boca y, poco antes de llegar a la calle Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos delincuentes con fines de robo.

De acuerdo a la pesquisa de la Policía de la Ciudad, durante el asalto, uno de los dos ladrones apuñaló una decena de veces en el pecho al turista, quien cayó al suelo gravemente herido. Tras el ataque, ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, otro de ellos fue interceptado a tres cuadras, en Irala y Suárez, por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso.

Poco después, llegó al lugar Chocobar, vestido de civil, quien se identificó como policía y, según declaró después, disparó al delincuente en la zona abdominal porque éste hizo un gesto como que si estuviera por sacar un arma mientras trataba de huir.

El ladrón, identificado como Pablo Kukok, de 18 años, fue trasladado al Hospital Argerich, donde fue operado por las lesiones sufridas en el hígado, intestino delgado y colon, y murió cinco días después.

En tanto, el turista estadounidense recibió el alta 20 días después del robo, tras permanecer internado en terapia intensiva en el mismo centro de salud luego de ser operado de urgencia por haber sufrido lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, un puntazo en cada pulmón y otras seis heridas.

VIAambito.com
Compartir