La nueva sede Legislativa del Chaco costará 25 veces más que el frustrado proyecto de 2012

Así lo refirió el actual senador nacional y ex presidente del Poder Legislativo provincial, Eduardo Aguilar. Apuntó a “los costos de la justicia corrupta” en alusión al juez que frenó su propuesta de que la sede funcione en el predio de la ex Textil Abraham. De 24 millones en 2012 pasó a casi 600 millones en 2018.

La presidenta del Poder Legislativo Elida Cuesta y sus pares, en el anuncio del llamado a licitación

Nadie que haya debido trajinar por las distintas dependencias que la Cámara de Diputados del Chaco tiene desperdigadas por la ciudad de Resistencia puede negar que el Poder Legislativo necesitaba ordenar su funcionamiento y contar con una sede única. Tampoco que los trabajadores legislativos y los propios legisladores deben desempeñarse en un ambiente en donde estén garantizadas sus condiciones de seguridad y comodidad para cumplir la función por la que fueron votados por la ciudadanía. Sin embargo, en su momento, una extraña maniobra político – judicial impidió que prosperara la iniciativa del por entonces presidente de la Cámara de Diputados del Chaco, Eduardo Aguilar, de construir la nueva sede del Poder Legislativo en el predio de la ex Textil Abraham, sobre la colectora de la Autovía Nicolás Avellaneda, a pocos metros de la avenida Sabín, en uno de los accesos a Resistencia por la zona Norte.

Aquel proyecto de Aguilar del año 2012, que se convirtió en ley, preveía que la expropiación del terreno costaría unos 12 millones de pesos y que otros 12 millones se destinarían a la construcción de la sede del Poder Legislativo. Fue el momento en que apareció uno de los acreedores de la quiebra de la ex Textil Abraham, Alberto Cornier, denunció que una expropiación afectaría sus derechos y logró que el juez de Garantías Nº 2 de Resistencia, Carlos Emiliano Alvarenga –ya fallecido-, dictase una cautelar de no innovar contra las leyes 6979 y 6980. Así, naufragaba la iniciativa anhelada durante décadas por los trabajadores legislativos.

“Un hecho histórico”

Cuando durante los últimos días de 2017 se anunció la apertura de la licitación para la construcción de la nueva sede del Poder Legislativo, la presidenta de la Legislatura chaqueña, Elida Cuesta, la calificó como “histórica”. Sin dudas, lo es. No solo por lo que representa esa obra sino también por el costo de la misma: demandará casi 600 millones de pesos, es decir, 25 veces más de lo que preveía aquel proyecto de Aguilar. Al hecho lo reveló el propio senador Aguilar en un posteo de Facebook. En ese contexto, contrasta fuertemente con los mensajes de austeridad que se propagan constantemente desde distintos estamentos de la gestión provincial.

Publicación de la licitación en el Boletín Oficial del 11 de diciembre

Otro dato llamativo es que el presupuesto oficial de la obra publicado en el Boletín Oficial es casi el doble del previsto por la ley 7925 aprobada a fines de 2016. Esa normativa estableció que la construcción se realizará en un predio aún más distante del de la ex Textil Abraham, del otro lado de la Autovía Nicolás Avellaneda, más precisamente en la avenida Juana Azurduy al 1700. Está previsto que la apertura de sobres se realice el próximo 30 de marzo y tendrá un plazo de ejecución de 18 meses.

Eduardo Aguilar: “Sale 25 veces más caro que nuestro proyecto”

En un posteo de la red social Facebook y en declaraciones a RADIO CIUDAD, el actual senador nacional y ex presidente de Legislatura chaqueña, Eduardo Aguilar, reconoció que “es positivo” que se avance con la construcción de una nueve sede para el Poder Legislativo. En ese sentido, admitió estar “contento” con el hecho de que los empleados y trabajadores del Parlamento chaqueño puedan contar con un predio en donde desarrollar su labor en condiciones “óptimas” y “seguras”. No obstante, recalcó que “en su momento, habíamos propuesto una solución del orden de los 24 millones de pesos, que era el costo de expropiación de la ex Textil Abraham, aprobamos la ley con el voto de 28 diputados. Pero en ese momento el juez Alvarenga frenó ese proceso porque se decía que supuestamente se iba a abrir una fábrica en poco tiempo. Obviamente, nunca se abrió”.

“Hoy, la decisión correcta de avanzar en el edificio legislativo, vemos que lamentablemente sale 25 veces más caro, en el orden de 600 millones de pesos lo que se está licitando, cuando tuvimos la posibilidad de hacer con 24 millones de pesos y un amplio consenso de todos los sectores”, precisó.

 

Compartir