A cuatro años de la sedición, la justicia federal ya indagó a más de 45 policías y penitenciarios en el Chaco

Más de 45 imputados declararon durante 2017 a partir de que la causa quedó radicada definitivamente en el Juzgado Federal Nº 1 de Resistencia, a cargo de la jueza Zunilda Niremperger. El fiscal Sabadini aseguró que “es una causa compleja, con muchos imputados, pero con base probatoria sólida”.

A cuatro años de la sedición, la justicia federal ya indagó a más de 45 policías y penitenciarios

De manera silenciosa pero a paso firme avanza la investigación judicial por la sedición policial que tuvo lugar en el Chaco en diciembre de 2013 y de la que hace pocos días se cumplieron cuatro años. En aquella oportunidad, un grupo de policías y penitenciarios de la provincia mantuvieron en vilo a los habitantes de las ciudades de Resistencia y Sáenz Peña en lo que surgió como un reclamo por aumentos salariales y terminó con dos muertos y hasta con el cautiverio, durante varias horas, del por entonces ministro de Gobierno del Chaco, Marcos Verbeek, en la sede de la Jefatura de Policía. Vale recordar que en aquel diciembre caliente también hubo alzamientos policiales simultáneos en distintas provincias del país, uno de los principales fundamentos de los fiscales federales para justificar la competencia de ese fuero.

La disputa por la competencia

A pesar de la investigación preliminar desplegada por el equipo de fiscales federales del Chaco (Patricio Sabadini, Carlos Amad, Federico Carniel y Carlos Sansserri) en los meses posteriores al hecho, que los llevó a imputar a casi cien policías, penitenciarios y civiles por el delito de “sedición en concurso ideal con incitación a la violencia colectiva agravado por la ultrafinalidad de aterrorizar a la población” (artículos 229, 212 y 41 quinquies del Código Penal de la Nación), la causa recién comenzó a avanzar este año. Es que, paralelamente a la investigación en el fuero federal, también se iniciaron causas en la justicia ordinaria lo que provocó conflictos de competencia que recién fueron zanjados por la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal en junio de 2015. Una de esas causas, incluso, ya había sido elevada a juicio oral en la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña aunque con figuras penales mucho menos gravosas para los responsables.

Avanza la causa

En marzo de 2017, la causa quedó radicada definitivamente en el Juzgado Federal Nº 1 de Resistencia, a cargo de la jueza Zunilda Niremperger, quién resolvió acumular seis expedientes que se tramitaban en la justicia ordinaria para avanzar en su investigación integral. Actualmente, cuenta con 44 cuerpos y más de 8400 fojas.

En ese contexto, con el objetivo de salvaguardar las garantías procesales de los imputados, el fiscal federal de primera instancia de Resistencia, Patricio Sabadini, solicitó se cite a ocho imputados para ampliar sus indagatorias (mencionados en el requerimiento de instrucción formulado por el Ministerio Público) pero adecuando las imputaciones de acuerdo a la hipótesis y calificación formulada por el Ministerio Público en el Requerimiento de Instrucción.

En relación a otras cinco personas (que no habían sido identificados en el requerimiento) pero habían prestado declaración de imputados, se solicitó se tenga por ampliado el Requerimiento de Instrucción Formal, oportunamente formulado por los hechos ocurridos el 9 de Diciembre de 2013, por lo que se solicitó que también sean citados a ampliar sus indagatorias por los delitos de “sedición”, “incitación a la violencia colectiva”, ambos en concurso ideal agravado por la “ultrafinalidad de aterrorizar a la población”.

Así fue cómo, el 14 de marzo de 2017, la jueza federal fijó audiencias indagatorias para 106 imputados. Las mismas comenzaron en abril y hasta este mes de diciembre ya habían prestado declaración indagatoria más de 45 imputados. A la par, se están llevando a cabo informes socioambientales e informe mental obligatorio de cada uno de los imputados.

Sabadini: “La causa cuenta con base probatoria sólida”

En diálogo con CHACODIAPORDIA.COM, el fiscal federal de Resistencia, Patricio Sabadini consideró que “la causa va transitando lento pero transitando al fin; luego de las idas y venidas en los planteos de competencia, se está indagando a los principales cabecillas”. Reconoció, ese sentido, que se trata de una causa compleja y con muchos imputados pero aseguró que cuenta con “base probatoria sólida”.

Con respecto a los sucesos que tuvieron gran repercusión en todo el país, el representante del Ministerio Público Fiscal reflexionó que “no podemos dejar como un mero acontecimiento producto de la coyuntura política del momento; se dejó a la sociedad desprotegida y en algunos casos con víctimas fatales, incluso de la misma fuerza policial”.

“Tenemos el deber de velar porque el derecho esté vigente, y lograr la condena de los responsables, es una vía. Veremos cómo transcurre lo que queda de esta demorada instrucción”, concluyó Sabadini.

Compartir