El Parlamento chaqueño sancionó el Presupuesto 2018 y autorizó la toma de cuatro endeudamientos

Con 28 diputados presentes y un promedio de 26 votos positivos para cada toma de crédito, el Parlamento chaqueño aprobó cuatro nuevos endeudamientos: el de $ 4.198.492 de los que se destinará $300 millones a Municipios en carácter de subsidios, y tres de $300 millones cada uno para las rutas N°9, N°13 y N°6. Este miércoles, con 29 votos, también sancionaron la Ley de Presupuesto 2018.

Deuda Pública y Presupuesto 2018 se impusieron en la sesión previa a la renovación de 16 bancas.

Tras la cuestión previa que implicó reconocimientos y expresiones de legisladoras y legisladores que concluyen sus mandatos, el Parlamento chaqueño abordó de lleno el tratamiento de leyes urgentes remitidas por el Ejecutivo provincial.

En este orden, sancionó el endeudamiento público, por un monto que supera los $4.198 millones, previendo de ese total unos $300 millones para las 69 Comunas en carácter de subsidios no integrables, y dio luz verde a la Ley de Leyes, las partidas presupuestarias para el ejercicio 2018, con erogaciones totales por $ 61.732 millones; erogaciones corrientes de $53.280 millones y de capital por $8.451 millones; y un total de recursos de $57.535 millones.

Pero también se abordaron otros tres proyectos, dos que venían con despacho de Hacienda y uno que había ingresado horas previas a su tratamiento. Los tres autorizaron la toma de deudas por $300 millones cada uno, para ejecutar las rutas N°13, N°9 y N°6.

Al menos hasta la autorización de la deuda pública, la primera aprobada que fue la misma que se desdobló del proyecto de Presupuesto para tratarse de manera individual, despachos ambos que ingresaron este miércoles, los diputados ausentes fueron cuatro: Elda Pértile (PJ); Roy Nikisch (UCR Cambiemos); Claudia González (UCR Cambiemos) y Daniel Trabalón (Frente Grande); aunque este último haría su aparición cerca de las 20 para acompañar la sanción del Presupuesto 2018 y luego retirarse.

Deuda pública por $4.198.492
El proyecto del nuevo endeudamiento del Chaco por $4.198.492 ingresó horas antes de votarse, con la inclusión de los fondos solicitados por los Municipios que fue lo que en definitiva destrabó los votos de diputados de Cambiemos que, excepto por el del PRO, Luis Obeid, ya tenían definido no acompañar.

Por fuera de esos $300 millones, aportes no reintegrables, el resto tiene como destino el financiamiento de proyectos y programas públicos provinciales y la renegociación de deuda pública por más de $ 3.898 millones.

Mocionó su tratamiento el jefe de la bancada justicialista Hugo Ságer y se avanzó primero con la votación para luego dar lugar a los puntos de vista de cada legislador. Con la abstención de dos diputados, Germán Perelli y Hugo Domínguez (Encuentro Cívico-UCR-Cambiemos), el acompañamiento fue unánime con 26 votos a favor.

El diputado Perelli fue el primero en tomar la palabra en esta instancia. Mocionó la abstención de ambos, que fue aprobada por el resto de los legisladores, y enumeró entonces los endeudamientos que le fueron aprobados a la gestión de Domingo Peppo. Sumó el de este miércoles, “con los 5 mil millones que se tomaron en mayo de este año, y los 4 mil millones del año pasado; que hacen una deuda de casi 15 mil millones de pesos”. Se mostró respetuoso del voto de sus pares, pero planteó la preocupación de cara a 2019, cuando la suma de endeudamientos se traduzca en “una provincia inmanejable sin la ayuda y el salvataje de la Nación”. Y esa misma línea siguió Domínguez luego, al cuestionar que en los últimos dos años se triplicó la deuda de los chaqueños, “lo que tendría que alarmar a todos los ciudadanos, estamos limitando a los futuros gobiernos”, dijo.

Por su parte, desde su bloque unipersonal, Sergio Vallejos reparó en que esta votación fue similar a la que acompañó hace unos meses atrás y le valió el alejamiento del interbloque Cambiemos por el rechazo de sus propios pares que incluso plantearon hasta expulsarlo del partido centenario. “Hoy votan como yo voté” dijo y quedó a la espera de disculpas.

El jefe de la bancada Cambiemos, Carim Peche, le dio un revés a las especulaciones por los motivos del revés que tomó la decisión del bloque. Contó que el lunes se reunieron con el ministro del Interior Rogelio Frigerio a quien le pidieron que intercedan en el momento en el que Chaco tome esos créditos para obtener intereses más bajos y menos nocivos para la provincia. También mencionó que hablaron de la institucionalidad del pacto fiscal. Y aclaró que si bien acompañaron es el gobernador Peppo quien “tiene la obligación que estos fondos lleguen para mejorar la calidad de todos los chaqueños”.

Su par Pablo Curín tomó ese mismo rumbo pero al respecto de la reunión que mantuvieron con el gobernador este mismo miércoles. “Queremos colaborar y ser parte de la solución, pero saber cómo se gasta y cómo puede ser la mejor manera de administrar esos fondos”.

Por el PJ, habló la titular de Hacienda Beatriz Bogado. Defendió la responsabilidad puesta “en el análisis y decisiones que hemos tomado, no somos la única jurisdicción que ha crecido en materia de endeudamiento, todas las jurisdicciones están en esta situación, el Chaco no es una isla, las pautas y cuestiones macroeconómicas se cumplen en nuestra provincia lo mismo que en todo el país y, como lo dijo el presidente Macri (Mauricio) hay dos maneras de afrontar el déficit, por la vía del crédito o imprimiendo billetes, y nosotros tomamos la única vía que tenemos la del crédito”.

Luz verde al Presupuesto 2018
Sumado Trabalón al Recinto legislativo, el Presupuesto se aprobó con 27 votos en general y en los votos en particular se abstuvieron los legisladores de Cambiemos (6 votos menos). Los detalles de la ley en cuanto corrieron por cuenta de la justicialista Bogado.

La postura del radical Livio Gutiérrez apuntó a los recortes observados en partidas indispensables como Turismo, Deportes y Cultura. Pero con mucho atino mencionó también que en 2018 no existe partida para construir ni una sola escuela en la provincia y sólo habrá presupuesto para refaccionar 10. Y estos fueron los argumentos que tomó luego el jefe de bancada para que se abstengan sus pares en la votación particular.

Cerró el debate el justicialista Ságer, quien defendió las inversiones tanto en Salud como en Deportes. “En la provincia hay política propia, y quiero recordar a nivel nacional hace tiempo atrás se discutió mucho y lo estamos vivenciando en los sectores más vulnerables sufriendo, cuando se sacó Fútbol para Todos se dijo que se iban a construir salas de 3, y no hay ninguna salita de 3 años en esta provincia”.

Pese a haber pedido la palabra previo a la votación, como el resto de los legisladores, ocurrió lo contrario y la intervención del diputado Trabalón fue autorizada recién tras la sanción de la ley. Planteó la injusticia del acto, pero el enojo del resto de los legisladores y de la propia presidenta Elida Cuesta se hizo evidente. Cuesta le dio la palabra y una vez que inició su descargo, el resto del cuerpo se retiró del Recinto. Aunque el vacío fue grande, no impidió que dijera lo suyo.

Planteó entonces las diferencias de su bloque, no con las partidas previstas sino con la ausencia de ellas en materias tan importantes como la erradicación de la violencia de género, la infraestructura escolar y fondos específicos para transparentar la pauta publicitaria. Misma postura que señaló, asumieron ante el Ejecutivo, aunque claramente sin haber encontrado eco. La tensión fue notable y, previo a que el Parlamento continuara sesionando para sancionar otras tres tomas de dueda pública pero esta vez para ejecutar rutas en el Chaco, el legislador del Frente Grande emprendió la retirada sin retorno.

Compartir