Jorge Canteros destacó el accionar policial para prevenir y disminuir los delitos en el Chaco

Contrario a los índices dados a conocer en el Informe del Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC); que marcaron un incremento del 5,5% de los delitos en Chaco en 2016, el procurador General habló de una disminución a raíz de datos surgido de los Informes de la Oficina de Política Criminal que depende del Ministerio Público. Habló además de las políticas de género, del rechazo como querellante a la Secretaría de Derechos Humanos en los casos Benítez y Fernández, y de los cuestionamientos a la Fiscalía Especial en esa materia.

Jorge Canteros, procurador General en CIUDAD TELEVISIÓN.

El procurador General de la Provincia, Jorge Canteros, visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN para hablar de varios temas. El primero de ellos fue el Informe del Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC), indicador que marcó un incremento del 5,5% de delitos en el Chaco durante 2016 y que Canteros desconoció en razón de tener “acreditados con los Informes de la Oficina de Política Criminal que depende del Ministerio Público y está en manos del Dr. Mirbel Valussi; que el delito menor, el delito callejero ha disminuido gracias a la prevención policial, no solamente en el microcentro de Resistencia sino también en muchos barrios de la ciudad a donde se ha extendido por toda la labor que despliega la policía del Chaco motorizada”. Explicó que la metodología se extendió a las principales ciudades como Sáenz Peña, Charata, Villa Ángela, General San Martín y Castelli, “y ha hecho realmente que esta prevención impacte positivamente en la disminución del delito”.

Destacó en esa línea los convenios a los que arribó el Superior Tribunal de Justicia, con el Ministerio de Justicia de la Nación en el marco del arribo de Germán Garavano a la provincia, y con el Ministerio Público Fiscal de la Provincia, para el intercambio de información sobre delitos con pena firme, para la carga de datos nacionales.

Según el Procurador General, lejos de incrementarse el año pasado la cantidad de delitos en el Chaco, fue 2015 el año “más bravo” y “disminuyeron en 2016 y en lo que va de 2017”.

Violencia de género

El procurador Canteros, también aludió a los casos de violencia de género, “algo que siempre nos preocupa y por el que se trabaja mucho con talleres, con prevención, con charlas. Pero todo es poco”. Reconoció una tarea insuficiente en el sentido de que se trata de “un delito que crece, que se hace incontrolable”. Planteó así la disyuntiva entre el incremento de casos o el que hoy se hagan más visibles y acentuó: “Yo creo que no estaba visibilizado; creo que antes ocurría y no se denunciaba”. “Los números asustan”, manifestó aunque también informó que “la mayoría de los casos están resueltos, las causas elevadas a juicio, algunos con condenas”.

Destacó en ese marco, la sentencia ejemplar en el caso de Luciana Romero, a quien su expareja, Germán Cazal Ortiz, le asestó 14 puñaladas de las que pudo sobrevivir, y cuya condena fue de 20 años de cárcel por tentativa de femicidio.

El rechazo a la Secretaría de Derechos Humanos como querellante

Como jefe de fiscales, Canteros fue consultado también por el rechazo al pedido de la Secretaría de Derechos Humanos como querellante en el caso de Maira Benítez y en el femicidio de Mariela Fernández. Reiteró entonces lo que manifestó de manera pública en su oportunidad sobre la intervención del área que conduce Juan Carlos Goya. “Trabajo muy estrechamente con la Secretaría y creo que el aporte que se puede hacer como querellante particular en la causa, es importante”.

Respecto del caso que investiga la desaparición de Maira, Canteros reconoció que “se trabajó mucho”, lo que convalidó con el hecho de que el expediente consta de 36 cuerpos, a razón de 150 hojas cada uno. “Es una causa en donde nosotros tenemos la certeza de que las personas que están detenidas, las que están privadas de su libertad, son las que privaron legítimamente de su libertad ambulatoria a Maira. Siempre dije que a Maira la buscamos vida, porque pensamos que pudo haber sido entregada, derivada o colocada en una organización de trata. Pero también muerta porque es una posibilidad”, afirmó y mencionó ahí a los rastrillajes realizados a lo largo de estos meses.

“La misma opinión tengo sobre la causa de Mariela, pero es una decisión de los fiscales. (…) Yo no les puedo ordenar, puedo dictar una disposición de carácter general, pero no puedo darles una instrucción particular porque sería una barbaridad, un entorpecimiento de la labor judicial”.

Los cuestionamientos hacia la Fiscalía de Derechos Humanos

En la misma línea, fue consultado sobre los cuestionamientos que pesan sobre la Fiscalía de Derechos Humanos que conduce Francisco Turraca, desde los organismos que trabajan en esa materia. Canteros recordó que la Fiscalía Especial se creó como consecuencia de una intervención de la Cancillería en el caso Greco, cuando llegó hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde se acordó una indemnización a la madre del artesano muerto en una comisaría.

También que el perfil del fiscal fue decidido entre los organismos de Derechos Humanos y el Consejo de la Magistratura y que en aquel momento, “el Dr. Daniel Turraca era un hombre, un militante de los derechos humanos, no era cualquiera. No pusieron a un improvisado”.

Comentó que la gran preocupación que transmiten a Turraca, “en cada inspección y conversación que tenemos”, tiene que ver con que hay 3.500 denuncias sobre policías del Chaco, de los más de 8.000 que integran la fuerza, un porcentaje muy algo de causas abiertas que “limitan e interferido en su ascenso. Esta gente al tener una causa judicial abierta en la Fiscalía Especial de Derechos Humanos no puede ascender. Y si esas causas se revolvieran en tiempo y forma no habría problemas, algunos se liberarán y otros tendrán su elevación a juicio”, cuestionó.

“Las quejas de los organismos de Derechos Humanos tiene que ver con la agilidad de las causas. Se inician muchas causas y llegan a juicio un porcentaje muy ínfimo”.

Compartir