Nace en el CECUAL la “Biblioteca Popular Corina Pittau”

Este jueves 7 de septiembre a las 19:30 se inaugurará la Biblioteca Popular Corina Silva de Pittau que funcionará en el Centro Cultural Alternativo (Santa María de Oro 471) con un catálogo que va de la literatura infantil y juvenil, a las Humanidades, Ciencias Sociales y obras de divulgación.

El objetivo es “además de facilitar libros, la creación y fortalecimiento de lazos que la lectura y la cultura son capaces de crear”. La participación es libre y gratuita.

El notable escritor y docente, Luis Argañarás, coordina las acciones de la Biblioteca y muchos de los títulos del cátalogo provienen de su biblioteca personal. Hay obras literarias de diversos autores, algunas consideradas como literatura infantil y juvenil, de teoría literaria, de Humanidades y Ciencias Sociales, de divulgación científica y en breve esperamos contar con diversos manuales y textos escolares.

“El nombre es un homenaje a una referente de la literatura chaqueña y regional, no sólo por su escritura, sino también por su tarea docente y militancia, tres aspectos que, para quienes la conocimos, ha conjugado de manera ejemplar a lo largo de su vida, contra viento y marea” señaló Argañarás.

Será una inauguración sencilla y cálida, con artistas invitados, con el clima y expectativa que han sabido generar las bibliotecas populares a lo largo de la historia, “impronta que esperamos sostener y fortalecer”.

La Biblioteca estará abierta de lunes a viernes de 17:30 a 21:30 y no se limitará a ofrecer libros; producirá charlas, talleres, presentaciones de libros y rondas de lectura. Además coordinará la Biblioteca Libre del Cecual, un espacio en el que los amantes de la lectura dejan un libro y se llevan otro, para que la lectura sea un disfrute colectivo e incesante.

En Argentina las bibliotecas populares son aquellas que nacieron por iniciativa de grupos de vecinos sin subsidios, sustentándose con donaciones de los propios fundadores y diversas actividades. Si nos remontamos a la historia, sus principales antecedentes son las bibliotecas barriales y populares que fundaron los socialistas y anarquistas con la intención de formar a los trabajadores luchas gremiales.

“En nuestro caso, el adjetivo viene porque nace de una iniciativa popular compartida con otros escritores, actores y hacedores de Resistencia”, culminó Argañarás.

Compartir